Meoni descartó estatización de la Hidrovía y lanza proceso de licitación internacional

Finalmente no se derogó el decreto que llama a licitación privada, de esta manera, se pierde una oportunidad histórica para la recuperación del comercio exterior y el desarrollo de la Marina Mercante frente a los grupos económicos.

A poco más de dos meses para el vencimiento de la concesión de la Hidrovía Paraná-Paraguay, el ministro de Transporte, Mario Meoni, encabezó este lunes el primer encuentro del Consejo Federal de la Hidrovía que se realizó en Rosario y dejó definiciones importantes sobre el futuro del Sistema de Navegación Troncal.

En principio, confirmó que se llamará a una nueva licitación internacional, despejando los rumores de estatización o adjudicación directa a una firma nacional como circuló durante las últimas semanas en el sector.

La licitación se llevará adelante en tres segmentos; de Timbúes al norte, hasta Confluencia, y al sur hasta la salida oceánica pasando por el Río de la Plata mientras que con una tercera licitación se encararán las obras para la navegabilidad del Canal Magdalena.

Hasta tanto se lleve adelante el proceso licitatorio y se adjudique, un Comité Ejecutivo conformado por funcionarios nacionales y representantes de las provincias se encargarán de definir las obras de mantenimiento para garantizar la navegabilidad:

“No queremos un modelo de Hidrovía hecho a medida de uno u otro”, advirtió el funcionario principal de la cartera de Transporte y apuntó a la necesidad de contemplar los avances tecnológicos en la marina mercante y en las capacidades de las nuevas embarcaciones para definir los calados, ensanchamientos y radas.

Además del Comité Ejecutivo que estará integrado por las carteras de Transporte, Interior, Economía, Agricultura y Jefatura de Gabinete, con un voto cada una de las dependencias, más las provincias ribereñas, a nivel legislativo que conformará una comisión bicameral que monitoree el proceso licitatorio y adjudicación.

Meoni señaló uno de los principales déficit que arrastra el Sistema de Navegación Troncal desde que se privatizó en 1995 que nunca se conformó un ente regulador como ocurrió en las otras ramas que pasaron a manos privadas.

En ese sentido, destacó que ya se elevó a la Secretaría Legal y Técnica de la Nación, un modelo de organismo contralor para su revisión que lo integrarán las provincias y que se pondrá en funcionamiento apenas sea aprobado.

Organizaciones políticas y ambientales, se concentraron frente a las puertas de la sede local de Gobernación para rechazar el proyecto.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, remarcó que “necesitamos volver a tener buques con bandera argentina. Este es un desafío que tenemos que plantearnos también como Consejo Federal de Hidrovía”.

En similitud, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti señaló “Que no tengamos buques de bandera es realmente sorprendente. Un negocio superior a los tres mil millones de dólares en el que no jugamos. La principal flota es la paraguaya, la segunda la boliviana. Creemos que es un momento central para dar esta discusión. Que no estemos contruyendo barcazas habla claramente de una falta de decisión y unión de nuestros esfuerzos”.

En agosto, el presidente Alberto Fernández anunciaba la creación de la Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado, en la que participarían Nación y las siete provincias costeras del Paraná, y de un Consejo Federal Consultivo. Ambos organismos serían los encargados de atender el funcionamiento y las políticas de transporte a través de la vía navegable conformada por los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay, ante el inminente vencimiento del contrato de la actual concesionaria -Hidrovía S.A., integrada por la compañía belga Jan de Nul y la argentina EMEPA-, que se dará el 30 de abril de 2021.

La concesión fue otorgada por Carlos Menem en 1995, por un plazo inicial de 10 años, aunque luego fue prorrogada en varias oportunidades.

La medida generó expectativas en los sectores vinculados al interés nacional, la industria argentina y el comercio exterior. Sin embargo, tres meses después y a través del Decreto 949/20, el Ejecutivo delegó en el Ministerio de Transporte las facultades de volver a concesionar a privados.

Al año, por la hidrovía Paraguay-Paraná -principal vía de comunicación fluvial de la producción cerealera nacional con el mundo- transitan 4.600 embarcaciones que trasladan el 80% de las exportaciones del país.

Días atrás el senador Jorge Taiana citó al ministro de Transporte Mario Meoni para que informe en el Congreso el motivo por el cual se desestimó la creación de la Administradora Federal y brinde detalles sobre las potenciales concesiones. La consulta de legislador también incluyó las dudas en torno a las razones de la demora en la puesta a punto del Canal Magdalena, una vía de entrada directa al puerto de Buenos Aires que evitaría la escala obligada actual en la capital uruguaya, cuya creación fue dispuesta en 2015 por la entonces presidenta Cristina Fernández, luego dejada sin efecto por el gobierno de Juntos por el Cambio y retomada el año pasado por el Frente de Todos, que la incluyó en el Presupuesto 2021.

Fuentes: La Política Online/ Canal Abierto/ La Capital/ Conclusión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s