Solo 18 países han ratificado el convenio 188 de la OIT sobre trabajo digno en la pesca

Acordado por 437 naciones en 2007. Solo 18 países han ratificado el Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para garantizar “condiciones decentes de empleo y vida” a bordo de los buques pesqueros. En América, solo lo ha hecho Argentina.

El Convenio 188 ha sido ratificado en América solo por Argentina (15/11/11), en Asia sólo Tailandia (30/01/19), por parte de África lo ratificaron Angola (11/12/16), Congo (14/05/14), Marruecos (16/05/13), Namibia (20/09/18), Senegal (21/09/18) y Sudáfrica (20/06/13); en Europa, los países que están fuera de la comunidad económica europea, lo ratificaron el Reino Unido (11/01/19), Noruega (08/01/16) y Bosnia-Herzegovina (04/02/10); dentro de la Unión Europea lo han revalidado Francia (28/10/15), Dinamarca (03/02/20), Holanda (19/12/19), Polonia (17/12/19), Portugal (26/11/19), Estonia (03/01/16) y Lituania (16/11/16).

De esos 18 países, hasta el momento en sólo 14 el convenio está en vigor, en los casos de Portugal, Holanda y Polonia, entrara en vigor entre noviembre y diciembre del año en curso, en Dinamarca en febrero de 2021.

El Convenio 188 entró en vigor el 16 de noviembre de 2017 luego de que diez estados miembros de la OIT lo ratificaran. Este Convenio es válido para cualquier tipo de pesca comercial y establece unas normas mínimas que protegen los aspectos del trabajo de los pescadores.

En líneas generales, este Convenio establece unas normas internacionales para el ámbito de: Seguridad a bordo de los barcos pesqueros; alimentos, alojamiento y asistencia sanitaria en el mar; prácticas de empleo, seguro y responsabilidad

El convenio tiene por objeto garantizar que los pescadores: Se beneficien de una mejor salud y seguridad en el trabajo y atención médica en el mar, y que los pescadores enfermos o lesionados reciban tratamiento médico en tierra; dispongan del tiempo de descanso necesario para su salud y seguridad; estén protegidos por un contrato de trabajo por escrito; y cuenten con la misma protección de seguridad social que tienen otros trabajadores.

Otro de sus objetivos es garantizar que la construcción y el mantenimiento de los buques pesqueros sean los adecuados para ofrecer a los pescadores unas condiciones de vida decentes cuando se encuentran a bordo.

La pesca es el sustento de 55 millones de trabajadores, 40 millones de ellos a bordo de un buque, según datos difundidos por los sindicatos de la UE. Sin embargo, según la ONU, si se suman puestos indirectos, la pesca da trabajo a 200 millones de personas, y 800 millones de habitantes del planeta dependen de la cadena de valor de producción y venta de pescado y de marisco.

Mientras la actividad pesquera, tanto legal como ilegal, se ha convertido en un foco de conflicto geopolítico a nivel mundial, las grandes potencias pesqueras que se benefician con su explotación o comercialización, continúan ignorando “un mínimo marco legal” para los trabajadores de la actividad, fomentando así, el comercio ilegítimo, la depredación de los recursos y la explotación laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s