Europa reduce operaciones de pesca en Mar Mediterráneo e incrementa saqueo en Mar Argentino

La Unión Europea acordó reducir la actividad pesquera de los buques arrastreros en el Mar Mediterráneo, otorgando días de pesca a los países comunitarios, de acuerdo con el régimen de gestión del esfuerzo pesquero para la pesca demersal en el Mediterráneo occidental.

En 2020, se aplica así, por primera vez, el plan plurianual de la Unión Europea para los recursos demersales, en pos de la sostenibilidad de los recursos pesqueros y su recuperación, con el fin de alcanzar el objetivo de rendimiento máximo sostenible en 2025.

Los buques españoles que pescan a distancia en el Atlántico Sur son tan ilegales como los chinos, depredan los recursos migratorios argentinos y lo hacen -como ellos mismos confiesan- desde hace 37 años (precisamente, cuando los británicos invadieron Malvinas) con buques congeladores de gran porte y, manifestando que en los caladeros externos (entre ellos el Atlántico Sur) tienen 193 buques, el 97% de los arrastreros de su flota, con los cuales, efectúan el 58% de las capturas españolas, afirma el especialista César Augusto Lerena.

Cerca de 100.000 buques componen la flota pesquera de la Unión Europea. Se trata de embarcaciones que faenan tanto en aguas de la UE (flota domestica), como en la de terceros países o aguas internacionales (flota de alta mar). A esta flota hay que añadirle un número desconocido de embarcaciones, pertenecientes a los otros países europeos no miembros de la UE, que puede ser cercano a la mitad de la flota de la UE.

La mayoría de estos buques enarbolan banderas de algún país europeo, pero también existen, en especial entre aquellos que faenan en alta mar, barcos que, pese a estar gestionados, fletados o participados por empresas europeas utilizan el pabellón del país en el que realizan sus capturas, o bien llevan banderas de conveniencia (BDC’s). Sostiene un informe de la Organización Oceana.

Dentro de estos casi 100.00 buques, la UE cuenta con una flota especialmente dañina. Se trata de unos 15.000 buques arrastreros que faenan en especial, en aguas de terceros países o alta mar, sobreexplotando recursos marinos y dañando irreversiblemente algunos de los ecosistemas más biodiversos y productivos del planeta.

Según comunicó la organización Greenpeace. Los países europeos, especialmente España, tienen una capacidad de pesca superior a lo que los océanos pueden asumir. La sobrepesca es un problema mundial con consecuencias alarmantes e indiscutibles: el 90% de las poblaciones de peces están sobreexplotadas. Organizaciones como la ONU han advertido en repetidas ocasiones de la difícil situación de las poblaciones de peces y ha identificado el exceso en la capacidad de pesca como un factor crítico del agotamiento de los recursos. Algunos segmentos de la flota europea tienen una capacidad de pesca de dos a tres veces mayor que el nivel considerado como sostenible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s