Bajo el dilema de la Pesca Ilegal, Ecuador se asocia al Reino Unido

Piratas protegiendo los oceanos

Sin poder afrontar la pesca ilegal de barcos chinos, en el límite de las Islas Galapagos, el gobierno de Ecuador anunció que ha adherido a la Alianza Global para el Océano (Global Ocean Alliance), plataforma liderada por el Reino Unido.

Esta iniciativa de Gran Bretaña cuenta con un fondo de unos 500 millones de libras esterlinas (unos 650 millones de dólares), para financiar proyectos de preservación de los océanos, con el objetivo de que el 30% de los océanos del mundo sean declarados áreas marinas protegidas para el 2030.

Según la Cancillería de Ecuador, “la Global Ocean Alliance provee una plataforma para cuidar los recursos pesqueros. Uno de los beneficios es que se puede buscar apoyo a escala mundial para una protección más fuerte en áreas fuera de la Reserva Marina de Galápagos y ser parte de una red de países que podrían brindar apoyo a Ecuador en situaciones de afectación al territorio marino”.

Asimismo, informaron, “se podría gestionar recursos para las islas Galápagos, en vista que el Ministerio de Medio Ambiente del Reino Unido se encuentra conformando el Fondo Blue Planet, con recursos financieros no reembolsables”.

En septiembre de 2018, el Reino Unido llamó a los miembros de las Naciones Unidas a esta iniciativa. Hasta ahora son 25 los países miembros. Además de Ecuador, la Global Ocean Alliance la comprenden: Bélgica, Belice, Cabo Verde, Canadá, Chile, Costa Rica, Croacia, Fiji, Finlandia, Gabón, Alemania, Italia, Kenia, Luxemburgo, Mónaco, Nigeria, Palau, Portugal, Senegal, Seychelles, Suecia, Reino Unido y Vanuatu.

Ver: La trampa de la Pesca Ilegal: depredación china, intervencionismo privado o internacionalización de mares

Reino Unido: ¿Protección del Medio Ambiente o Incursión de Influencia Marítima?

Las Áreas Marinas Protegidas (AMP), son un herramienta eficaz para la sustentabilidad del océano y sus especies. Muchos países, incluida la Argentina, han adoptado esta modalidad para la protección de ciertas áreas y sus ecosistemas. Sin embargo, también son una estrategia de expansión de influencia territorial y maritima, en zonas en disputas, sobre todo cuando viene de la mano de potencias coloniales y líderes en el mercado de la pesca ilegal, como el caso del Reino Unido.

¿Seremos ilusos al preguntarnos si una potencia colonial que explota su posición para enriquecerse de la pesca ilegal, a la vez combate estas prácticas en otros países amenazados por terceros?

¿Porque los Estados miembros de la Alianza Global para el Océano no informan sobre quiénes y cómo se financia esta plataforma y cuales son las medidas de acción y como se llevarían adelante?

En el 2016, el Reino Unido, era el octavo país en capturas pesqueras, en los años siguientes, fue perdiendo su posición cada vez más, como consecuencia de los acuerdos pesqueros de la Union Europea, que beneficiaron a España. Donde también se vieron perjudicados Italia, Alemania, los Países Bajos y Portugal. Estos acuerdos, entre otros, fueron motivos que impulsaron, su salida de la Union Europea, a través del Brexit.

Una solución que encontró Gran Bretaña para impedir la faena de la Union Europea en sus límites maritimos fue la implementación de Áreas Marinas Protegidas (AMP).

De esta forma duplicó su superficie terrestre, con un total de 355 Áreas Marinas Protegidas (AMP) de diferentes tipos, que suman una superficie de 220.000 km cuadrados. Esto sin sumar las superficies maritimas protegidas en algunas de sus colonias o zonas de influencia e interés.

Desde 2008, la UE ha autorizado a más de 23.000 buques a faenar fuera de aguas de la UE, alrededor de la mitad de las capturas europeas provienen de alta mar y terceros países.

El Reino Unido, junto a otros países de la UE, fue autorizado a pescar en las costas occidentales de África. A su vez, el Reino Unido junto a los Países Bajos y España son los mayores receptores del mercado de la pesca ilegal No Declarada y No Reglamentada en el África Occidental.

Acordado también por la UE, el Reino Unido, entre otros Estados europeos, también operaron en el océano Índico.

Casualmente, países afectados por prácticas de pesca ilegal y de mercado ilícito, por parte del Reino Unido en el África Occidental y el Océano Índico, ahora son miembros de la Alianza Global para el Océano (Global Ocean Alliance), como por ejemplo, Cabo Verde, Gabón, Senegal y Seychelles.

La zona protegida establecida en torno a las islas Pitcairn, el último territorio británico de ultramar en el océano Pacífico. Comprende un área de más de 830.000 kilómetros cuadrados (más de tres veces la superficie de Reino Unido).

Otra Área Marina Protegida por decisión unilateral del Reino Unido son las aguas que rodean a las islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur, área declarada en disputa por las Naciones Unidas.

Esta AMP abarca más de un millón de kilómetros cuadrados del Atlántico Sur, incluidos 20.000 kilómetros cuadrados de exclusión pesquera, lo que equivale al cuádruple de la superficie terrestre de Reino Unido.

Irónicamente, cuando Argentina creó las Áreas Marinas Protegidas, del Banco Burdwood II y Yaganes, ubicadas al este de Tierra del Fuego y al sur de las Malvinas, de más de 100 mil kilómetros cuadrados. El Reino Unido, protestó por esta decisión, considerándolo una “amenaza” y que “infringe su área de Conservación Pesquera” (que Argentina no reconoce).

En una superficie de 1.639.900 kilómetros cuadrados, numerosos buques, fundamentalmente de la flota española, operan bajo permiso del Reino Unido en la zona de las Islas Malvinas, con acuerdos con compañías británicas.

A pesar de las recomendaciones de la ONU, en 1982 el Reino Unido tenía ocupados 11.410 kilómetros cuadrados, y tres millas marinas, pertenecientes a las Islas. Hoy tiene 1,6 millones ocupados. Eso les ha permitido iniciar no sólo las exploraciones petroleras sino también otorgar licencias pesqueras.

Según afirmó el Dr. Cesar Augusto Lerena “En el Atlántico Sur hay 1.800.000 toneladas potenciales, según estima la FAO. Hay un millón disponibles y se calcula que se están llevando unas 250.000 toneladas anuales los británicos y otras tantas los buques extranjeros que pescan en la región. El producto lo colocan en el mercado internacional y con valores multiplicados por siete. Hay u$s 14.000 mil millones anuales que se llevan los buques extranjeros”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s