La trampa de la pesca ilegal: depredación china, intervencionismo privado o internacionalización de mares

La pesca ilegal, se ha convertido en una trampa para muchos países con zonas marítimas en disputa. Los países que la sufren, son expuestos en muchos casos, a la depredación de la flota de pesqueros chinos o bien, a propuestas de “soluciones” que incluye la injerencia extranjera a través de la internalizacion de las aguas, o el intervencionismo privado a través del monitoreo de empresas u organizaciones que responden a los intereses de otras potencias.

Si realmente se buscará una solución al daño provocado por la pesca ilegal realizada de forma industrial, la solución debería ser la demarcación legítima de las zonas conflictivas y la defensa y protección soberana, de forma sustentable y responsable de los Estados que son víctimas de estas prácticas de grandes magnitudes y que dañan no solo la economía de los países, sino también los ecosistemas marítimos más allá de sus jurisdicciones.

No hay dudas que la flota pesquera de China es la mayor depredadora de caladeros. Sin embargo, la flota pesquera más grande del mundo, acecha en todos los mares y océanos donde existen conflictos de jurisdicción, donde se dejan “vacíos legales”, zonas donde se disputan distintos intereses de geopolítica internacional.

A esto se suma la cada vez mayor injerencia de organismos calificados “no gubernamentales”, que con la utilización de satélites espaciales (propios o prestados), controlan y monitorean todas las actividades, estas organizaciones, con inversiones y “beneficiencias” millonarias de procedencia muchas veces desconocidas, responden a políticas e intereses extranjeros y, a los que algunos Estados ribereños han recurrido, entregando el control de sus aguas a estas empresas o ONG’s, para combatir la pesca ilegal, pero asumiendo riesgos estratégicos para su propia soberanía.

Algunos Estados con intereses en los recursos pesqueros de zonas en conflicto, también a través de organizaciones no gubernamentales, compuestas en su mayoría por empresas pesqueras extranjeras, hacen lobby para lograr injerencia dentro de las aguas nacionales de los países, proponiendo la internacionalización de los mares, para “prestar ayuda para combatir la pesca ilegal y el cuidado del medio ambiente”.

Existen tres claros ejemplos, que se repiten año tras año, de depredación china en zonas de conflicto donde entran en juego los intereses de otras potencias por estos recursos, estos se dan en Corea del Norte, Argentina y Ecuador.

Durante el año 2020, estos tres casos de gran resonancia internacional, ejemplifican el oportunismo del gobierno chino, en zonas en disputa y ricas en recursos, y la falacia internacional de Estados y organismos “preocupados e indignados” con el daño ambiental causado.

En el caso de Corea de Norte, la ONU, desde 2017, impuso sanciones, con el objetivo de castigar la economía norcoreana prohibiendo la entrada de divisas extranjeras a través de los derechos de pesca en sus aguas, poniendo al pais y sus recursos a merced de las potencias pesqueras lindantes. Incrementando las actividades depredadoras de países como China, Japón y Corea del Sur. Una de las zonas más codiciadas por la flota pesquera china es el Mar del Este. Ubicado entre la Península de Corea, Japón y Rusia. La sanciones internacionales y las disputa por estas aguas y sus recursos, han obligado a los pescadores norcoreanos a alejarse de sus costas, en ocasiones, dentro de los límites de Rusia y Japón; mal provisionados y equipados, cientos quedaron varados y fueron encontrados muertos por inanición, hipotermia o deshidratación.

En Argentina, las flotas internacionales, sobre todo de China, se agolpan al límite jurisdiccional de su demarcación, mientras también, dentro del Mar Argentino, Gran Bretaña otorga permisos de pesca ilegales en una zona en disputa. Los intereses, sobre todo de España y Reino Unido, proponen la internalizacion del control sobre estas aguas para “combatir” la pesca ilegal. A su vez, Uruguay funciona como puerto de abastecimiento y logística a la flota china. Sin sanciones internacionales al puerto de Montevideo, el control soberano sobre la plataforma marítima hasta la milla 350 y sin solución a la usurpación colonial británica sobre las islas del Atlántico Sur, no habrá cuidado responsable de los recursos marítimos mientras los intereses extranjeros continúen ejerciendo su poder en la zona.

Por estos días, en Ecuador, una flota de 260 pesqueros chinos acecha al margen de los límites de demarcación de la isla Galapagos, donde a su vez, existe una base de Estados Unidos, supuestamente para combatir el narcotráfico y la pesca ilegal. Como patrimonio de la humanidad por la diversidad de especies en el archipiélago ecuatoriano, resulta incoherente el “corredor” marítimo impuesto en la demarcación entre Ecuador y su protección sobre las islas. Si realmente importara al “orden mundial” el cuidado del medio ambiente en esta zona, debería aumentarse la limitación de soberania de las aguas de Ecuador. Para ejercer su pleno control y protección de la zona protegida.

Las condenas de los países a estas actividades quedan solo en reclamos que no suelen prosperar, ya que la actividad que realizan estas flotas, jurídicamente son legales, siempre y cuando no incursione en aguas nacionales, y cuando eso pasa, hay que atrapar a los infractores. Además, entra en juego la política económica ya que los países afectados, por lo general, mantienen un comercio dependiente con los Estados infractores.

Ante la ausencia o el fracaso de políticas destinadas a proteger y controlar los mares y su navegación por parte de algunos países o por el contrario ante políticas proteccionistas más efectivas de algunos Estados en estos casos, corporaciones privadas y organismos no gubernamentales, disputan el control del tráfico marítimo. Lo que supone un riesgos de entrega de la soberanía marítima a sectores privados.

El Embajador Peter Thomson, de las Naciones Unidas para el Océano, dijo “La transparencia requiere el intercambio de informacion, y en el año 2020, esto debe hacerse a través de la digitalización de la información de la pesca y las actividades relacionadas con la pesca, y el intercambio global eficiente de esa información”.

Esta declaración la comunicó en una entrevista para la organización Global Fishing Watch (Observatorio de Pesca Global), dedicada al monitoreo y vigilancia del tráfico marítimo. La organización fue fundada en 2014 en EE.UU., por Google, Skytruth y Oceana. Actualmente el gigante informático Google, está siendo investigado, junto a otras grandes corporaciones informáticas por la Corte Suprema de los Estados Unidos por maniobras de monopolio. A su vez, existen otras acusaciones relacionadas por espionaje a los ciudadanos que utilizan su servicio.

Si bien la información y la cooperación es crucial para combatir la pesca no declarada y no reglamentada, e incluso la plataforma proporcionada por las organizaciones de monitoreo han resultado eficientes de muchas maneras, la pregunta es ¿Quien debe manejar la información, quien la controla y cuál es el propósito final?

Un debate necesario se posterga, la nueva revolución tecnológica y la guerra entre las potencias por el control marítimo y de los recursos avanza en todo el mundo. Ante tanto en juego ¿se puede confiar en entregar el control de vigilancia y de los recursos a corporaciones informáticas?

A raíz de esta carrera tecnológica, empresas privadas manejan cada vez más información y los estados soberanos en muchos casos terminan dependiendo de esa información. Países como Costa Rica, Panamá, Chile, Perú e Indonesia han hecho acuerdos con Global Fishing Watch, o a través de subsidiarias locales para monitorear sus aguas.

2 Respuestas a “La trampa de la pesca ilegal: depredación china, intervencionismo privado o internacionalización de mares

  1. Pingback: Bajó el dilema de la Pesca Ilegal, Ecuador se asocia al Reino Unido | Juventud Maritima Juan Ocampo·

  2. Pingback: La guerra geoestratégica por el control mundial de la pesca entre EE.UU. y China | Juventud Maritima Juan Ocampo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s