La irresponsabilidad de las agroexportadoras argentinas ante la pandemia

La codicia empresaria antes que la salud

La Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIAC), el Centro Exportador de Cereales (CEC) y, la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC), critican la decisión de los gremios maritimos de hacer cumplir la cuarentena de 14 días desde el puerto de zarpada, ya sea en navegación o fondeados, para los buques que ingresan del exterior.

Los agroindustriales elevaron una carta dirigida a los ministros de Transporte, Mario Meoni, y de Trabajo, Claudio Moroni, cuestionando el accionar de los gremios que, según ellos, se toman “de manera injustificada y en un claro incumplimiento con lo establecido por el decreto 297/2020 y demás normas complementarias”.

La medida de prevención adoptada, apunta a los buques con carga de importación que zarparon de puertos de países de riesgo (como Brasil) y que no hayan cumplido los 14 días de cuarentena desde el último puerto de salida antes de recalada en el primer puerto argentino. Es decir, sólo serán asistidos cuando completen los 14 días de cuarentena.

Pero no sólo incluye a los buques cargados que lleguen al país. También a los que llegan en lastre, para cargar en la Argentina mercadería de exportación. Así, barcos graneleros, por ejemplo, que lleguen para cargar aceites, harinas y granos en general sólo amarrarán en puerto cuando completen los 14 días de cuarentena.

Con excepción de todos aquellos buques que transporten mercaderías, combustibles o insumos necesarios para garantizar las respuestas a la crisis sanitaria, como el normal funcionamiento de las industrias alimenticias, médicas, farmacéuticas, de la comunicación, etc, serán atendidos, aun cuando no hayan cumplido con la cuarentena.

En la misma línea, con las multinacionales en Argentina, la Cámara Naviera Internacional (ICS) se quejó que “los buques se ven obligados a esperar 14 días para amarrar”. La ICS pide el acceso de los buques de transporte de mercancías “a los puertos de todo el mundo” y cambios de tripulación “más fáciles”.

La OMI subrayó que varios puertos están cerrados, ya que las autoridades de algunos países intentan reducir la circulación de bienes y personas para frenar la propagación del COVID-19.

Lo cierto es que el comercio exterior maritimo no está paralizado ni en la Argentina ni en el resto del mundo, los buques de cargas generales, provenientes de algún puerto del exterior, deben cumplir con una cuarentena de 14 días, como protocolo de prevención contra la pandemia.

Con la recuperación de China, donde surgió el nuevo coronavirus pero que pareciera haber controlado la contaminación local, está dando señales de recuperación económica.

La actividad se ha reanudado en más del 90% fuera de la provincia de Hubei -la más afectada por el virus- aseguró el comité de planificación.

Por lo tanto, las agroexportadoras argentinas ya piensan en acelerar el comercio con el principal socio económico.

China adopta gestión más estricta para buques extranjeros

Sin embargo, a diferencia de las pretensiones de flexibilidad en las medidas de prevenciones que proponen las empresas agroexportadoras argentinas, el gobierno de la República Popular de China, adoptó esta semana una gestión más estricta para los marineros provenientes del exterior para la prevención de casos importados de COVID-19, informó el Ministerio de Transportes.

La contención de las infecciones importadas por los marineros ha sido un foco en la lucha antiepidémica, y China ha suspendido desde finales de enero todas las líneas de cruceros internacionales de los puertos de la parte continental del país.

Para finales de mayo, el país asiático, verá desembarcar a unos 10.000 miembros de las tripulaciones chinas, por lo que resulta necesario tomar medidas precisas para fortalecer el control y la prevención epidémica durante sus cambios de turno, explicó el Ministerio de Transporte.

Los miembros de la tripulación que hayan navegado durante más de 14 días y no muestren síntomas antes de su llegada podrán desembarcar, mientras que aquellos con una duración inferior a 14 días deberán ponerse en cuarentena para una observación adicional.

Según los reglamentos pertinentes, los marineros extranjeros que pasaron por países o regiones de alto riesgo epidémico en los últimos 14 días no tendrán acceso a los puertos marítimos, agregó el Ministerio de Transporte.

China es la primera exportadora mundial (US$2.4 billones en 2019) por encima de Alemania y EE.UU., por lo que su normalización implica una recuperación plena del sistema transnacional de producción, en el que transcurre más de 80% del comercio internacional (exportaciones + importaciones).

La parálisis de la economía fue resultado directo de la drástica política del gobierno chino para enfrentar al coronavirus, con cuarentenas obligatorias que abarcaron a más de 60 millones de personas, así como la clausura de fábricas, comercios y restaurantes, en un gigantesco y exitoso ejercicio de acción colectiva absolutamente extraordinario, y de significado mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s