Paraguay maneja el 90% de la carga en el río Paraná

Las exportaciones sudamericanas de materias primas, crecieron exponencialmente en las últimas décadas y colocaron a Paraguay —junto con Bolivia, el único país sin salida al mar de América Latina— en el podio de las flotas fluviales del mundo, solo por detrás de Estados Unidos y China. Las embarcaciones, en su mayoría son barcazas sin autopropulsión empujadas por remolcadores.

Las naves paraguayas surcan las aguas de la hidrovía Paraguay-Paraná, una de las arterias de salida al Atlántico para la producción de los países del Mercosur. Un tramo de 3.442 kilómetros que nace en el puerto de Cáceres, en el sur de Brasil, pasa por la frontera con Bolivia, atraviesa Paraguay y el noreste de Argentina y termina en Nueva Palmira (Uruguay). La mayor parte del recorrido, hasta el puerto agroexportador argentino de Rosario, hace de canal de salida para la soja paraguaya y boliviana, y para el mineral de hierro del sur de Brasil, que viajan en las barcazas hasta su descarga en los puertos fluviales-marítimos del extremo sur de la hidrovía, en Argentina y Uruguay.

Con la demanda china de materias primas, el número de embarcaciones que surcan el río aumentó en la década de 2000, un crecimiento que significó un auge para la industria fluvial paraguaya, ofreciendo condiciones más flexibles en materia fiscal, laboral y de control. Muchos operadores del exterior, en especial de Argentina, optaron por colocar el pabellón paraguayo en sus naves. A su vez, Paraguay ofrece mayor libertad, para los armadores, para importar embarcaciones usadas.

Las 3.600 barcazas que operan hoy bajo la bandera de Paraguay representan más del 90% de las embarcaciones de la extensa vía de navegación.

El tráfico de bajada en dirección al Río de la Plata, con las cargas de la producción minera y agroindustrial, es cuatro veces superior al de subida, el cual, es dedicado en un 80% al traslado del combustible que demandan Paraguay y Bolivia, según datos del Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraguay-Paraná.