Gran Bretaña reitera la autodeterminación de la población implantada en Malvinas

El primer ministro británico Boris Johnson respaldó el derecho de la población implantada en Malvinas, a determinar su estatus político. El mensaje protocolar que fue transmitido por las fiestas navideñas, desprecia y avasalla el mandato de las Naciones Unidas que reconoce que en Malvinas existe una situación colonial y que los habitantes no pueden invocar la libre determinación. También calificó como el logro más importante de 2019, a la concreción del segundo vuelo comercial desde San Pablo a las islas autorizado por Macri, y ponderó las mejoras de la industria pesquera. “Hay mucho de que estar felices”, les transmitió.

Con motivo de las fiestas de navidad y año nuevo, el primer ministro británico Boris Johnson envió un mensaje a los ciudadanos ingleses que usurpan Malvinas. En él, les hizo saber que recuerda la voluntad expresada en el referendo celebrado en 2013 que dio como resultado que un 99.8% se inclinara a favor de permanecer en condición de ciudadanos del Territorio Británico de Ultramar. Por lo que les aseguró que el “respaldo a vuestro derecho a determinar vuestro estatus político no ha de cambiar”; y los convocó a “llamarse parte de la gran familia británica como ciudadanos de un Territorio Británico de Ultramar”

El mensaje, plagado de conceptos políticos, tampoco ahorró calificativos para destacar la creciente economía de la colonia británica, sobre la cual Johnson ponderó al ver “todo tipo de mejoras y eficiencias” en la “industria de pesca”, calificándolos de “ser un modelo en la administración de caladeros sustentables”.

Sin embargo, para el político Ingles, el logro más importante de 2019, ha sido el inicio del segundo vuelo comercial de Latam -en esta ocasión desde Brasil a las islas-, “tras veinte años de planificación y negociación”. Haciendo mención, además; que a fines del 2020 podría concretarse el retiro de todas las minas que las fuerzas armadas argentinas dejaron instaladas durante la guerra de 1982.

Fuente: Agenda Malvinas