El ocultamiento de información en Argentina sobre los accidentes marítimos y el contraste europeo

El encubrimiento de la información estadistica en el plano maritimo, es responsabilidad del Estado. La utilización de datos serviría para señalizar puntos criticos a fin de prevenir negligencias, accidentes mortales o graves, o enfermedades relacionadas al ámbito laboral maritimo. En contraste, la Agencia Europea de Seguridad Marítima, dio a conocer su último informe.

En Argentina no existe un organismo independiente especializado en investigar los accidentes maritimos. Se sabe que para contrarrestar las deficiencias y mejorar las condiciones de seguridad, es fundamental un amplio y serio estudio estadístico de cada situación particular de accidentes a bordo a fin de puntualizar cada siniestro evitable.

La Prefectura Naval Argentina es la encargada de realizar los peritajes primarios en siniestros maritimos. Las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, son un negocio que no cumplen sus funciones de prevención, ni proporcionan datos reales, de hecho los oculta. El Estado, es un ente ausente.

Los únicos datos estadísticos se han realizado, a través de los medios periodístico, a los cuales llegan los casos extremos que trascienden.

Esta ausencia total de datos impide realizar una estadística para reconocer e identificar los problemas más importantes en los siniestros, analizarlos, obtener conclusiones y aplicar soluciones.

En contraste con la realidad, del ocultamiento de datos en Argentina. Recientemente la Agencia Europea de Seguridad Marítima, EMSA (European Maritime Safety Agency) acaba de publicar su último informe con los datos correspondientes al 2018 de los accidentes marítimos ocurridos.

En resumen, se reportaron 3.174 accidentes en 2018, el número total de accidentes registrado en la base de datos EMCIP ha crecido a más de 23.000, lo que representa una media de 3.239 siniestros o incidentes marítimos al año en los últimos cinco años.

El número de víctimas ha disminuido disminuyendo desde 2014; siendo para 2018 de 95 casos. Similar disminución en el número de pérdidas de buques perdidos, con 12 informes más en comparación con 2017.

Durante el período 2011-2018, los 426 accidentes registrados derivaron en un total de 696 vidas perdidas. Las tripulaciones han sido los más afectados con un total de 566 víctimas mortales. El número de muertes registradas en 2018 es de 53.

En 2018, se registraron 941 heridos. Este número se ha mantenido relativamente estable en los últimos 4 años, 989 por año. Una vez más, la tripulación representa el principal colectivo herido en el mar (6.062 en el período 2011-2018).

En 2018, 1.508 buques de carga se vieron implicados en accidentes o incidentes marítimos que causaron 36 víctimas mortales y derivaron en la pérdida de 3 buques. Con un total de casi 125, los buques pesqueros siguen siendo la categoría de buques con el mayor número de pérdidas en el período 2011-2018. En 2018, el número de incidencias relacionadas con los buques pesqueros aumentó un 40%.

Casi la mitad de los siniestros ocurridos a bordo de un buque de pasaje se produjeron en un buque ro-pax. En 2018 se perdieron 3 buques.

En 2018, 167 «otros tipos de buques» han sufrido algún tipo de accidente marítimo, principalmente: los buques de pasajeros de navegación fluvial, las embarcaciones de recreo y los veleros. 4 barcos se perdieron y sólo se reportó un accidente.

Más de la mitad de los siniestros con un buque (54,2%) estaban relacionados con cuestiones de navegación, tales como abordajes y varadas. En lo que respecta a los accidentes de personas, el 39,2% se atribuyó a resbalones, tropiezos y caídas fuera borda.

La fase de salida parecía ser la fase más segura de un viaje y la fase intermedia la más insegura. Se observó que el 78% de las víctimas se produjeron en aguas interiores y aguas territoriales.

El error humano representó el 65,8% de los accidentes. El 65% de los factores contribuyentes estaban relacionados con las operaciones de a bordo y el 24,9% con la gestión en tierra.

Los organismos de investigación de los Estados miembros de la UE han iniciado 1.377 investigaciones en el período 2011-2018 y 1.212 informes han finalizado. Para casi 2.000 se emitieron recomendaciones de seguridad, el 48% de las cuales se referían a procedimientos relacionados con los buques, en particular a las prácticas de trabajo seguras. El 52% de las recomendaciones de seguridad fueron dirigidas a las compañías navieras o a los armadores y el 54,8% de ellas se acordaron por las direcciones.

Annual-Overview-of-Marine-Casualties-and-Incidents-2019