Morir en el trabajo: en Argentina muere un trabajador cada 20 horas

Según el informe anual de Basta de Asesinatos Laborales (BAL), se produjeron 375 muertes por accidentes laborales entre octubre de 2017 y septiembre de 2018.

Los distintos casos de las centenares de víctimas laborales son parte de esta problemática común en el ambiente laboral, basada en contratos de trabajo precarios, bajas condiciones de salud y seguridad, tercerización y explotación, que se agudizan con el ahorro empresarial en el neoliberalismo.

El 9 de septiembre de 2016 murieron tres obreros en sus puestos de trabajo: David Ramallo, de la Línea 60 de CABA, murió aplastado por un colectivo; Richard Alcaráz, en una obra en construcción en Villa Crespo; y Diego Soraire, quemado por una explosión en el INTA de Castelar. A partir de ese momento, sus familiares y compañeros empezaron a organizarse.

Todos estos casos están unidos por ser accidentes previsibles que, en reiteradas ocasiones, son causa de una falla anteriormente denunciada por los trabajadores.

En un momento en el que la actividad productiva es baja, son pocos los trabajadores que forman parte de la “planta permanente”. Lo que aumenta es el número de empleados tercerizados, contratados por otra empresa. Por estos convenios entran algunos trabajadores en empresas que maximizan la producción a costa de su cuidado y su capacidad.

Ningún motivo es suficiente para la producción, mucho menos que los trabajadores que la llevan adelante pongan en riesgo su vida, sin la instrucción correspondiente, expuestos al peligro de las máquinas o condiciones precarias del ámbito laboral.

La mayoría de los accidentes laborales se resuelven por parte de la patronal con una indemnización, que no modifica ni los mecanismos de los lugares de trabajo ni altera la condición laboral; los errores se repiten y vuelven a ocurrir accidentes similares en las mismas plantas de trabajo. La puesta en común de las experiencias y el dolor fortalecen un reclamo que empieza a crecer colectivamente, con el objetivo de corregir esa realidad obrera.

Las cifras oficiales de los accidentes laborales le corresponden a la SRT (Superintendencia de Riesgos de Trabajo), pero no contempla las muertes de los trabajadores no registrados ni las muertes por enfermedades profesionales. Por lo tanto, estos números son lejanos al panorama laboral real en Argentina, donde actualmente, según el INDEC, aproximadamente una tercera parte del total de los asalariados está en negro, un número de más de cuatro millones de personas (34,5% según el último informe).

En el relevamiento de BAL, que recolecta la información publicada por la SRT, con otras fuentes directas e indirectas, la cifra da un saldo de una trabajadora o trabajador muerto cada veinte horas, considerando los días laborables.

Los accidentes laborales tienen sus particularidades según los rubros de trabajo. En algunas fábricas son más comunes las quemaduras e intoxicaciones. Los trabajadores de la construcción pueden caerse, ser golpeados en la cabeza o asfixiados. En la zona rural se ven más enfermedades causadas por los agrotóxicos y elementos contaminantes. Uno de los números más grandes es dentro del transporte de cargas, que probablemente tiene que ver con el poco descanso de los choferes.

En el caso de los trabajadores marítimos, muchas son las causas de muertes y accidentes laborales, las extensas jornadas de trabajo, condiciones de inhabitabilidad de algunas embarcaciones, modificaciones de las estructuras diseñadas para cierta navegabilidad y carga específica.

El aumento de riesgos es proporcional a la presión que sufren los trabajadores por el miedo a perder el empleo. La precarización laboral es la causa principal para que acepten estas condiciones de trabajo.

Desde la agrupación BAL impulsan talleres para que los trabajadores detecten los peligros en sus lugares de trabajo y sepan cuáles son sus herramientas. Para que puedan determinar que nadie tiene que trabajar en condiciones peligrosas e insalubres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s