Sindicatos sin fronteras: el nuevo paradigma de luchas globales contra el capitalismo

Trabajadores del mundo, uníos, no tenéis nada que perder excepto vuestras cadenas” Karl Marx

Ante la globalización mundial y sus ventajas de las que se nutre el capitalismo, el sindicalismo se adapta con acciones globales para combatirlo, algunas experiencias exitosas recientes del internacionalismo sindical pueden crear un nuevo sistema para la defensa de los derechos laborales.

Los orígenes

La coordinación de acciones sindicales mundiales no son nuevas, desde el primer Congreso en 1864 de la Internacional de Trabajadores, y sus congresos posteriores, desde donde se establecía la coordinación de planes de lucha a nivel global. Como por ejemplo, la implementación de la jornada laboral de 8 horas, la sindicalización internacional, y otros actos de reivindicación de derechos y solidaridad transnacionales.

La organización obrera mundial y las acciones laborales conjuntas, contaban con una carga ideológica fundamental en las organizaciones y los Congresos de la Internacional; comunistas, anarquistas y socialistas, promulgan la solidaridad internacional de los trabajadores del mundo.

El internacionalismo sindical marítimo en Argentina

Ya en los inicios, la organización sindical marítima en Argentina, por la coyuntura especial de la actividad y las distintas nacionalidades de sus trabajadores y, el carácter ideológico anarquistas, promulgaban el internacionalismo en las acciones.

Durante la huelga de 1906 de la Sociedad de Resistencia de Marineros, además de paralizar los mas importantes puertos de pais, el conflicto se traslado también a los puertos de Montevideo y Asunción.

Las distintas organizaciones de trabajadores marítimos que procedieron a la Sociedad de Resistencia, mantuvieron esta metodología.

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), creado en 1947, no fue la excepción de las acciones internacionales, adherido a la Confederación General de Gremios Marítimos y Afines (CGGMA). El 18 de mayo de 1950, la CGGMA declaró una huelga general por tiempo indeterminado. En el mes de julio, frente al desgaste que acarreaba la huelga, que llevaba mas de un mes y medio, la dirección de la CGGMA anunció que recurría al apoyo de la ITF y sus “56 millones de afiliados” para inyectarle nueva fuerza al movimiento. Así, los primeros días de julio, comenzó el boicot sindical a las embarcaciones argentinas en los puertos europeos. La medida se implementó, en Suecia, Dinamarca, Noruega, Holanda, Bélgica, Gran Bretaña, Alemania Occidental y Francia. La medida también involucró a los trabajadores del puerto de Montevideo.

Volante editado por la CGGMA en cuatro idiomas (español, italiano, croata y guaraní). Fuente: Diario Democracia, 13/07/1950

El Mercosur y la igualdad sindical que nunca fue

El tratado de libre comercio de los países sudamericanos, promulga a su vez, alcanzar la igualdad de derechos laborales de los países miembros. La sindicalización y legislación dispar entre los países, permite la explotación laboral, y una competencia comercial desleal.

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), junto con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos de Argentina (SOMU), lograron crear el 1° de febrero de 2011, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos de Paraguay (SOMUPA), con gran parte de las empresas navieras argentinas radicadas en Paraguay, A través de la presión sindical argentina, se lograron firmar convenios colectivos por primera vez para la actividad marítima de Paraguay. Con el fin de regular y equiparar las condiciones laborales entre los países. La experiencia también se intentó trasladar a Bolivia. Sin embargo, a partir del 2014, las presiones empresarias, políticas y judiciales, el desfinanciamiento del SOMUPA y una puja de poder e intereses en ITF, terminaron por obstaculizar la experiencia sindical internacionalista en el Mercosur.

La globalización actual

La globalización neoliberal presenta muchos desafíos para la organización laboral. La mayor movilidad del capital ha llevado a un fuerte aumento en la reubicación, la subcontratación y la deslocalización.

Las corporaciones multinacionales, aprovechan las normativas laborales flexibles de algunos países para “reducir costos” mediante la explotación laboral que no pueden ejercer en sus países de origen.

A su vez, pueden amenazar con cerrar las plantas cuando los trabajadores solicitan mejores salarios, y los ejecutivos pueden incluso enfrentar a sus propios trabajadores entre sí. Las corporaciones pueden alimentar divisiones entre líneas raciales, étnicas, lingüísticas, jerárquicas para socavar la solidaridad necesaria para organizarse.

Los trabajadores enfrentan estos y muchos otros obstáculos en nuestro mundo interconectado que cambia rápidamente. Pero la globalización puede haber abierto tantas puertas como las que ha cerrado. En el nivel más básico, la comunicación proporciona herramientas para organizarse en todos los países.

Cuando las corporaciones expanden sus operaciones a través de las fronteras nacionales, los sindicatos pueden ganar nuevos puntos de influencia para organizarse. El trabajo siempre necesita desarrollar nuevas estrategias, tácticas y modalidades organizacionales. Si el capital se organiza predominantemente como un actor transnacional, también los sindicatos pueden “globalizarse”.

Experiencias sindicales globales

Ya en la década de 1960, las Secretarías de Comercio Internacional (hoy conocidas como Federaciones Sindicales Globales) habían comenzado a responder a la expansión de las corporaciones multinacionales formando Consejos de Empresas Mundiales. Establecidos por primera vez por United Auto Workers y la International Metalworkers ‘Foundation, los World Company Councils coordinaron las actividades de los diversos sindicatos nacionales en las operaciones de una corporación multinacional. Sin embargo, demostraron ser incapaces de crear la estabilidad y la continuidad necesarias para lograr el poder de negociación colectiva transnacional que los sindicatos esperaban desarrollar.

En la década de 1990, la estrategia sindical internacional había pasado de promover “códigos de conducta” voluntarios con corporaciones multinacionales y agregar “cláusulas sociales” (incluidos los derechos laborales) a los acuerdos comerciales y los Acuerdos Marco Globales (AMG) más ambiciosos e integrales. Una expresión de solidaridad laboral transnacional, los AMG vinculan las operaciones globales de una empresa con los estándares laborales de la sede, a menudo con sede en países desarrollados. Por lo tanto, las ganancias ganadas donde la mano de obra es más fuerte (especialmente en lugares como Europa) pueden extenderse a donde es más débil. Para 2015, se habían firmado 156 AMI en todo el mundo, centrados principalmente en las condiciones básicas del lugar de trabajo y el derecho a la negociación colectiva.

Una manifestación significativa de este cambio es la aparición de sindicatos globales. En 2008, United Steelworkers en los Estados Unidos se asoció con Unite the Union, la organización laboral más grande de Gran Bretaña e Irlanda. El nuevo sindicato, Workers Uniting, representó a casi 3 millones de trabajadores en su fundación en las industrias del acero, el papel, el petróleo, la atención médica y el transporte. El conglomerado de petróleo BP y el gigante de acero Arcelor Mittal son transnacionales. Ahora, sus trabajadores también son transnacionales, y se niegan a enfrentarse entre sí en las negociaciones.

Los trabajadores marítimos, que tienen un internacionalismo incorporado, han tomado medidas similares. En 2006, en respuesta a la globalización de la industria naviera, el Sindicato Nacional de Oficiales de Transporte Marítimo, Aviación y Transporte Marítimo del Reino Unido desarrolló una asociación formal con el sindicato holandés de trabajadores marítimos Federatie van Werknemers en Zeevaart , renombrándose Nautilus UK y Nautilus NL respectivamente. Dos años después, los trabajadores llevaron la sociedad un paso más allá, votando para crear un único sindicato transnacional: Nautilus International.

En 2015, United Auto Workers en los EE. UU. E IG Metall en Alemania unieron fuerzas para crear el Transatlantic Labor Institute centrado en cuestiones de representación de trabajadores automotrices en las plantas estadounidenses de fabricantes de automóviles alemanes.

Los trabajadores de la aerolínea low cost irlandesa Ryanair, que desde su fundación en 1984, el CEO Michael O’Leary se había opuesto abiertamente a la organización sindical. A mediados de 2018, se declararon en huelga, comenzando en Irlanda antes de extenderse por todo el continente europeo, por aumentos salariales, empleo directo y acuerdos laborales colectivos que cumplen con las leyes laborales nacionales. La gerencia había tratado de usar su estatus transnacional para enfrentar a los trabajadores entre sí, pero en cambio, se enfrentó a una fuerza laboral organizada internacional y unida.

El trabajo también ha mostrado fortaleza al asociarse con aliados en diferentes puntos a lo largo de la cadena de producción dispersa a nivel mundial. Los trabajadores de la confección en las cadenas de producción mundiales generalmente se consideran débiles en comparación con las compañías hipermóviles y de alta rentabilidad como Nike. Pero tales corporaciones son vulnerables a los boicots, como se demostró en una exitosa campaña de estudiantes universitarios estadounidenses contra los talleres clandestinos en la industria de la confección, centrada en la organización de trabajadores en Honduras. Los recursos sindicales transnacionales centrados en una industria o país en particular tienen un poder considerable para negar la participación en el mercado y reforzar las demandas en el punto de producción.

Además, los sindicatos más inteligentes tratan a los trabajadores migrantes no como una amenaza sino como una oportunidad. Al hacer una causa común con los trabajadores migrantes, los sindicatos han profundizado su papel democrático, integrando a los trabajadores migrantes en los sindicatos y combatiendo las fuerzas políticas divisivas y racistas. En Singapur y Hong Kong, los sindicatos patrocinados por el estado han reclutado trabajadores migrantes para beneficio mutuo. En Malasia, Building and Woodworkers International recluta trabajadores migrantes temporales para trabajar junto a miembros “regulares” del sindicato. A través de ese alcance positivo y proactivo, los sindicatos pueden contrarrestar la estrategia de dividir y conquistar en la que prospera la gestión antisindical.

A pesar de estos puntos brillantes, la organización laboral transnacional aún enfrenta muchas contradicciones y dificultades. El desajuste entre la escala ilimitada y la complejidad del desafío y los recursos limitados disponibles sigue siendo un problema crónico. Además, organizar con éxito nuevas capas de trabajadores, incluida una fuerza laboral mundial informal y precaria, dificulta la movilización para la acción. Estos problemas no son insuperables para un movimiento laboral ágil y estratégico, pero deben abordarse de frente.

En las etapas formativas del movimiento laboral, los sindicatos se involucraron activamente con los temas políticos más amplios de la época, como el llamado al sufragio universal. No hay ninguna razón por la cual estas preocupaciones más grandes no puedan volver al centro de la agenda laboral. De hecho, una gran cantidad de razones económicas, sociales y ambientales dejan en claro que las preocupaciones más amplias deberían formar su columna vertebral. La tradición de la organización laboral conocida de diversas maneras como sindicalismo comunitario, “organización profunda” o “sindicalismo de movimientos sociales” ha vuelto a aparecer. Convertir esa tradición en transnacional podría abrir un nuevo capítulo en la lucha laboral en curso contra el capitalismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s