Cuestionan que empresa acusada de corrupción continúe operando para el Estado

Acusaciones de corrupción en la Hidrovía

Próximo a acercarse los plazos para la licitación del dragado de la hidrovía, acusan a la actual empresa encargada de las operaciones por hechos de corrupción.

La ONG Procurar, defensora de derechos de consumidores y usuarios, expresó su “preocupación” porque una empresa internacionalmente investigadas y cuestionada por casos de corrupción, continúan operando para el Estado, y se presenten en nuevas licitaciones, “como es el caso de Jan de Nul, ya que su presidente reconoció el pago de sobornos al gobierno argentino, y que ahora busca “nuevos contratos para el dragado del Puerto de Bahía Blanca“.

Haciendo así, referencia al contrato de Hidrovía S.A., en el que participan la empresa belga Jan De Nul y la compañía argentina Emepa, cuyo titular, Gabriel Romero, confesó el pago de sobornos, por 600 mil dólares, para la extensión de la concesión, hasta 2021.

La ONG, reclamó que se incluyan en las licitaciones “cláusulas anticorrupción que contemplen la no participación de empresas que hayan tenido vinculación con hechos de cohecho, coimas o dádivas”.

A través de un comunicado, Procurar sostuvo que “Jan de Nul, una empresa belga, cuyo presidente fue condenado por cohecho en Bélgica, investigada por corrupción en Ucrania, que se declaró culpable del pago de coimas en Argentina, aun así sigue manejando los peajes del comercio exterior argentino, y perjudica fuertemente a productores y consumidores con aumentos arbitrarios”.

Según EUReporter, el gigante belga Jan De Nul Group, a través de su filial ucraniana Jan De Nul, estuvo involucrado en 2016, en un grave intento de fraude. Tras una decisión del Comité Antimonopolio de Ucrania, el 3 de noviembre, se canceló la licitación que oscilaba en los 35 millones de euros.

En las últimas horas, en Colombia, el organismo que controla el dragado del Río Magdalena, envió un ultimátum a Jan de Nul, encargada de ese trabajo, para que “no dilate más el proceso, ni retrase la ejecución del contrato de obra pues no reconocerá costos adicionales generados por la demora que a la fecha se ha generado para ejecutar la actividad”.

El negocio de la venta de arena

Aprovechando su dragado en el Río Paraná, el grupo belga, realizo un acuerdo con Tecpetrol por US$126 millones. Para la venta de arena, conocida en la industria como apuntalante, para las perforadoras de shale.

Así, Jan de Nul creo la empresa Arenas Argentinas del Paraná S.A, para la extracción y venta de arena para Vaca Muerta.

La Fundación ambientalista Cause, en febrero de este año, inició una acción legal ante la Cámara Civil y Comercial, de Paraná, contra la empresa de Jan de Nul por su accionar ilegal.

La fundación solicitó “que se declare la inconstitucionalidad y nulidad del certificado de aptitud ambiental, revocándolo en todos sus términos” a la empresa Arenas Argentinas del Paraná SA, para la extracción de materiales que tiene como destino la explotación de combustibles no convencionales mediante fracking en la cuenca neuquina.

Asimismo acuso al Gobierno “por sus omisiones en el control que debió ejercer en su carácter de garante de protección ambiental y de los recursos”.

La fundación Cause solicito “se condene a la empresa Arenas Argentinas del Paraná SA por su accionar ilegal e inconstitucional al incumplir de manera explícita la regulación legal ambiental nacional y de la provincia al instalar y colocar en funcionamiento una planta de procesamiento de arenas silíceas sin autorización”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s