El gobierno argentino a contramano de las políticas de cabotaje marítimo en el mundo

Mientras el gobierno de Mauricio Macri, decide acelerar y facilitar la eliminación del cabotaje nacional, por medio de la resolución 870/18 del ministro de Transporte Guillermo Dietrich. La resolución publicada el pasado 2 de octubre en el Boletín Oficial, facilita aún más, el otorgamiento de las excepciones de las leyes de cabotaje nacional para su extranjerización. Y da nuevo margen para el decreto menemista 817/92 que destruye la protección del trabajo y la soberania argentina.

Ver: Dietrich establece la modalidad “exprés” para suprimir el cabotaje nacional marítimo

Mientras tanto, en el resto del mundo y, a pesar de las distintos niveles de protección de los países a sus propias leyes de cabotaje nacional. La tendencia, en un contexto de comercio competitivo, es de mayor protección a la industria, la navegación, las fuentes de trabajo y la soberanía de los países.

De acuerdo con un análisis independiente realizado por Seafarers ‘Rights International (SRI), un importante centro de investigación internacional en temas marítimos, aproximadamente un 80% de los estados miembros de las Naciones Unidas tienen algún tipo de leyes de cabotaje que rigen la actividad marítima extranjera en sus comercios nacionales.

El informe publicado recientemente, el 25 de septiembre por SRI, explora la naturaleza y el alcance de las leyes de cabotaje en todo el mundo. El estudio, proporciona el primer análisis independiente de las leyes de cabotaje marítimo desde 1992.

El informe titulado Leyes de cabotaje del mundo, identificó por primera vez a noventa y un estados miembros de las Naciones Unidas que tienen leyes de cabotaje que restringen la actividad extranjera en sus comercios nacionales.

Se destaca la importancia de las leyes nacionales de cabotaje y el valor de tener empleos domésticos en aguas nacionales, así como las condiciones de empleo domésticos para los marinos extranjeros en los casos en que no se dispone de marinos nacionales.

Según el informe, las leyes de cabotaje son comunes y están orientadas a proteger las industrias marítimas locales, garantizar la retención de trabajadores marítimos calificados y preservar el conocimiento y la tecnología marítima, promover la seguridad y reforzar la soberania nacional.

Los hallazgos claves del informe incluyen:

  • El cabotaje está “generalizado”: 91 estados miembros y el ochenta por ciento de las líneas costeras de los estados marítimos de la ONU tienen leyes de cabotaje.
  • Los objetivos de la política de cabotaje son diversos y están diseñados para: mantener la seguridad nacional, promover la competencia justa, desarrollar la capacidad humana, crear empleos, promover la propiedad de los buques, aumentar la seguridad de los buques en el puerto, mejorar la protección del medio ambiente marino y preservar el conocimiento y la tecnología marítimos.
  • El cabotaje existe en todas las regiones del mundo y en una diversidad de sistemas políticos, económicos y legales.
  • Las leyes de cabotaje han perdurado en algunos países durante siglos.

Los beneficios de las leyes de cabotaje son evidentes. Para los países que dependen de la navegación para su comercio, el cabotaje protege sus propios intereses estratégicos como naciones marítimas, aportando un valor económico agregado, al tiempo que protege la seguridad nacional y el medio ambiente.

El cabotaje proporciona empleos a la población marítima de un país y también protege a la gente de mar extranjera contra la explotación que supone la liberalización en la industria naviera mundial.

Sin reglas estrictas de cabotaje, los trabajadores locales a menudo tienen que competir con mano de obra extranjera explotada y barata en los buques de la Bandera de Conveniencia, cuyos dueños generalmente pagan salarios por debajo de lo normal y leyes de seguridad flexibles.

En los Estados Unidos, las leyes de cabotaje que rigen el transporte de mercancías y personas entre puertos nacionales se conocen comúnmente como la “Ley Jones”, una ley marítima esencial que requiere que los movimientos de mercancías y personas estén en embarcaciones que tengan la bandera de EE. UU. tripulado por trabajadores nacionales, construido en los Estados Unidos y de propiedad de los Estados Unidos. Este estudio exhaustivo de las políticas marítimas y los requisitos de cabotaje de los miembros de las Naciones Unidas puede informar más a fondo la formulación de políticas de una manera basada en hechos.

Una respuesta a “El gobierno argentino a contramano de las políticas de cabotaje marítimo en el mundo

  1. Pingback: Rige la resolución 870 para suplantar el cabotaje nacional por banderas de conveniencia | Juventud Maritima Juan Ocampo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s