Mercosur-UE: Argentina busca tratado individual perjudicando la soberanía marítima de la región

Desde hace un tiempo venimos reproduciendo artículos de diferentes expertos y sectores, que manifiestan sus preocupaciones ante un Acuerdo del Mercosur y la Unión Europea.

1. Tras el fracaso del TLC (Tratado de Libre Comercio) con Europa, Argentina busca avanzar rompiendo el bloque.

Esto ocurre ante el fracaso de la negociación entre bloques, por la renuencia de los europeos a ceder posiciones y desde el Mercosur, Brasil y Paraguay se plantaron firmes en contra de las imposiciones europeas y, por consiguiente no aceptan dicho Acuerdo, estas circunstancias, impulsó al gobierno argentino a tomar un atajo tan grave como desesperado: pedir la anulación de la decisión 32/00 del Consejo del bloque regional, que prohíbe a los países miembro firmar nuevos acuerdos comerciales “que no hayan sido negociados por el Mercosur”.

La decisión 32/00 del Mercosur, del 29 de junio del 2000, reafirma en el artículo 1: “el compromiso de los Estados Parte de negociar en forma conjunta acuerdos de naturaleza comercial con terceros países o agrupaciones de países extrazona en los cuales se otorguen preferencias arancelarias”.

En su artículo 2 establece que “a partir del 30 de junio de 2001 (un año después de esta resolución), los Estados Partes no podrán firmar nuevos acuerdos preferenciales o acordar nuevas preferencias comerciales en acuerdos vigentes en el marco de ALADI que no hayan sido negociados por el Mercosur”.

Como el tema tiene múltiples efectos empezamos por la parte de Marina Mercante e Industria Naval que es la menos comentada por los medios informativos, en tanto el desconocimiento de la sociedad respecto de este sector de la economía, es muy marcado.

2. Para mensurar solo una parte de la importancia del transporte marítimo y fluvial, transcribimos unos pocos renglones de la siguiente Nota:

En un reducido ámbito geográfico de 70 Km que abarca desde Arroyo Seco al sur de Rosario hasta Timbúes, rio arriba y conocido como el Gran Rosario, se concentra el complejo industrial oleaginoso más importante a nivel mundial, con 29 terminales portuarias.

Desde esa zona Argentina despachó en 2016, un 78% del total exportado, o sea 67 millones de Tn de granos, aceites y subproductos, además de grandes porcentajes del Paraguay, de Bolivia y del sur de Brasil.

Para transportar esos volúmenes en el 2016, se necesitaron 2.400 buques de ultramar y 2.900 barcazas.

3. La inclusión de parte del rubro transporte marítimo y fluvial, fue decidido por la Unión Europea en los últimos tiempos y la mejor respuesta a sus efectos los da:

El acto de dejar el mercado de fletes en manos de los europeos conlleva a la renuncia del manejo del comercio exterior argentino.

La historia da cuenta de muchos países mediterráneos que bregan por acceder a una vía navegable para poder ser simplemente soberanos de sus destinos; comercio exterior; y marina mercante.

Como ejemplo podemos citar a: Bolivia reclamando su salida al mar, y mientras tanto va incrementando su flota fluvial. Paraguay con la tercer flota fluvial mundial. En una publicación española del 24.05.2016 figuraba Suiza con 38 buques mercantes en un listado de “Más de 400 barcos con banderas de países sin acceso al mar”.

En caso de darse cabida en algún grado a la petición europea, se aniquilaría el presente y futuro de la Marina Mercante argentina y el derecho a transitar por nuestras propias vías navegables; transformándose Argentina en un país mediterráneo y por ende dependiente, que desoye el compromiso de grandeza que debe garantizar a las generaciones presentes y futuras.

* Informe de SEMARBRA – SBA (Asociación que agrupa el servicio de transporte marítimo Argentina – Brasil).

4. Surgió oposición de industriales de los cuatro países con poca o nula trascendencia mediática.

Las centrales industriales de los cuatro países miembro del Mercosur elevaron ante las autoridades negociadoras del acuerdo con la Unión Europea, que deliberan en Asunción, una dura declaración en la que exigen “transparencia” en las negociaciones, plazos y condiciones para que los sectores afectados negativamente por el tratado de libre comercio “puedan transformarse y continuar activos en el nuevo escenario”, y un acuerdo equilibrado “reconociendo las diferencias en el nivel de desarrollo entre las partes”.

5. En cuanto al sector armatorial y sindical marítimo fluvial hubo una tibia oposición:

Por ese motivo, el 18.10.2017 la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) y los gremios marítimos fluviales, solicitaron una reunión con el Jefe de Gabinete de Ministros para interiorizarse de los alcances del inminente Acuerdo.

En la Nota de solicitud de Audiencia decía: “… se está negociando entre la Unión Europea y el Mercosur, y que abarca los servicios de transporte marítimo entre Argentina y Brasil y el mercado regional de fletes del Mercosur”.

Lo lamentable es que los gremios no informaron a sus bases y el tema es prácticamente desconocido. Llegándose al colmo que varios dirigentes sindicales marítimos fluviales viajaron en Octubre del año pasado a Cartagena, Colombia, donde en conjunto con gremios brasileros, firmaron un documento de rechazo al Acuerdo, que tampoco lo dieron a conocer a los afiliados argentinos. Increíble.

6. Las centrales sindicales europeas y las del cono sur donde están representados las distintas organizaciones de tercer grado y por argentina están las dos CTA y la CGT. En una Carta Abierta expresaron:

“… no aceptaremos el Acuerdo en las actuales circunstancias y condiciones. ya que no se perfila un auténtico Acuerdo de Asociación justo y equilibrado sino un tratado de libre comercio que perjudica a los países de menor desarrollo relativo a ambos lados del Atlántico…”

7. Durante estos tiempos, algunos medios aportaron información valiosa como por ejemplo el portal TRADE NEWS:

Acerca del meneado libre comercio, la prueba cabal de su inexistencia es, precisamente, la proliferación a escala global de acuerdos caracterizados por minuciosas regulaciones, aunque paradójicamente se presenten como “de libre comercio”.

Otra opinión:
“Autos por vacas, azúcar por transporte, etanol por motores compensaciones como ésas se dan en el corazón de las negociaciones comerciales que mantiene la Unión Europea (UE) con los países del Mercosur… “ (*) 31.01.2018, Cronista.

Cierran estos comentarios la noticia del 23.09.2108, donde se hace público la grave decisión del gobierno argentino, de buscar una salida individual con la Unión Europea, ante la indiferencia de los diferentes sectores que serán perjudicados indefectiblemente.

Fuente: maquinistasnavalesargentina.blogspot.com

Una respuesta a “Mercosur-UE: Argentina busca tratado individual perjudicando la soberanía marítima de la región

  1. Pingback: Rige la resolución 870 para suplantar el cabotaje nacional por banderas de conveniencia | Juventud Maritima Juan Ocampo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s