Designaciones polémicas de la casera de Triaca en el SOMU

Su rol como delegada en San Fernando

Sandra Heredia nombró a su ex pareja y a la hija de su novia actual. Por estar ausente, los trabajadores no cobraron un bono navideño.

La asadora del ministro, su ex y la hija de su novia actual. Las tres convivían en las oficinas que el SOMU tiene en San Fernando. Durante su paso como interventora en esa seccional bonaerense del sindicato maritimo. Sandra Heredia designó a una ex pareja y a la hija de su novia. Elegida por el ministro ]orge Triaca para regularizar la situacion del SOMU, pese a su falta absoluta de experiencia gremial, Heredia nombro a personas de su confianza.

La breve gestión de la nombrada por Triaca dejo otra marca que ahora lamentan los trabajadores de San Fernando: estuvo ausente en el momento de negociar con las camaras empresariales de los barcos el bono navideño de diciembre pasado. Asi, unos 300 maritimos del SOMU perdieron su plus salarial. Ese monto unico era de 8 mil pesos para los llamados “paleros” (trabajan en barcos que llevan troncos, por ejemplo de Tigre hacia Papel Prensa) y 6 mil pesos para los lancheros, que se desempeñan en lanchas y catamaranes colectivos.

Los empleados marítimos de San Fernando suelen cobrar ese bono todos los años, sin conflictos gremiales de por medio. Pero en 2017, bajo la gestión part time de la elegida por el ministro Triaca, se lo perdieron. Heredia solo tenia que avalar el acuerdo. pero en diciembre ya habia empezado a menguar su presencia en las oficinas del SOMU. La “prioridad”, segun revelo ella misma, la tenia la quinta familiar de Triaca. donde realizaba asados y atendía a las visitas.

Las empresas paleras Ederra y Forestal del Sol, más las lancheras Cacciola, Sturla e Interisleña, si les pagaron a los capitanes, agrupados en otro gremio. Ahora, los reclamos de las bases recayeron sobre el nuevo secretario general de la filial San Fernando, Hernán de Corte, militante de la lista 26 Naranja. Durante la intervención macrista del SOMU, Triaca (y Heredia por default) alentaba a la agrupación que terminaria perdiendo las elecciones internas: la 20 Celeste.

Otra pesada herencia de la intervención macrista en San Fernando fue la perdida de dos puestos de trabajo por barco. El acuerdo histórico con los dueños de los barcos era que emplearan a ocho marineros, cuatro por guardia: uno más por turno que los seis obligatorios, segun normas de la Prefectura. Nuevamente. las empresas aprovecharon el vacio de representación en la filial y bajaron la cantidad al minimo reglamentario.

“En una de las reuniones nosotros trabajamos con el SOMU, ellos la conocían y ella queria una oportunidad más de trabajo, se le ofreció un cargo y lo hizo muy bien”. se excusó Triaca para justificar el nombramiento de su asadora en el sindicato maritimo.

En abril pasado, Heredia aterrizó de golpe en las tres oficinas que tiene el gremio en San Fernando. En sus primeros dos meses de trabajo, se mostró presente y activa. incluso escuchando los reclamos de los afiliados por las irregularidades en el manejo de la bolsa de trabajo. Pero al poco tiempo relajo ese rigor, segun recuerda un compañero.

Al igual que Heredia, por la seccional de San Fernando pasaron otros empleados sin demasiada experiencia. Si bien en esas oficinas solia haber cuatro o cinco, el año pasado la lista se estiró a ocho. Una de las nuevas contrataciones fue la de una joven llamada Aldana, hija de la actual pareja de Heredia (a quien conoció en un bingo). Aldana todavia cumple la función de maestranza en el SOMU. A esa filial bonaerense también se sumó Melina, ex novia de la asadora de Triaca.

Un caso que dejo heridos

La historia de Sandra Heredia se conoció a partir de la difusión de un audio agresivo de Jorge Triaca a su asadora. “Con el equipo de intervención del SOMU trabajamos y la conocían a Sandra. Teníamos que poner un delegado en San Fernando y como ella tenia la pretensión de tener una oportunidad de trabajo, y siempre respondía bien, se le ofreció el puesto, y cesa su contrato cuando cesa su intervención”, explicó el ministro de Trabajo. Ese argumento le alcanzó para salvarse de los pedidos de renuncia que le llovian desde la oposición. Mauricio Macri optó por sostenerlo. Pero el affaire de la casera, quien demandó a la familia Triaca por emplearla en negro, tuvo otra derivación: 12 parientes de los ministros macrístas debieron abandonar sus puestos en el Estado. Una de ellas fue la hermana de Triaca, Mariana. ex directora del Banco Nación, y la otra su mujer. Maria Cecilia Loccusano, que se desempeñaba en Salud.

Andres Fidanza

Perfil, 11 de febrero de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s