El vaciamiento del SOMU por parte de la intervención

Roberto J. Porcel (primero desde la izquierda), Alejandro “Serrucho” Gómez (en el medio) y Alfredo Bertonasco (cuarto desde la izquierda). Los interventores paseando por Ushuaia disfrutando de las arcas del SOMU

La intervención y la implementación de la politica de “tierra arrasada” para vaciar el patrimonio del SOMU:

Gastos compulsivos e innecesarios, impunidad para el manejo arbitrario e ilegal de fondos y, ausencia total de control por parte de la justicia federal. El SOMU, utilizado como una caja personal de los interventores para realizar negocios sospechosos y un extraño emprendimiento propio como posible artilugio para “lavar” y justificar gastos.

Con los plazos aparentemente ya estipulados, con fecha limite hasta febrero 2018, la intervención política en el SOMU se divide en tres tareas fundamentales, el armado propio de una lista electoral para quedarse con el gremio y el negocio marítimo, que hasta hace poco ostentaba el “Caballo” Suarez, la firma de acuerdos salariales y derechos a la baja como parte de la política de reducción de costos laborales y, la realización ilegal y compulsiva de obras y gastos en el gremio.

Como consecuencia de varias denuncias, esta semana la UOCRA de la ciudad de Bahía Blanca, notifico a esa Seccional del SOMU, con respecto a la falta de condiciones y habilitaciones para la realización de modificaciones edilicias. Llama la atención el empeño de la intervención para realizar reformas innecesarias en un edificio antiguo y obsoleto, de mas de cien años, cuando la Seccional Bahía Blanca venia gestionando hace tiempo la construcción de un nuevo edificio mas moderno para los afiliados.

Los responsables de la intervención enviaron desde la sede central de Buenos Aires una combi del gremio con personal para realizar tareas de pintura y distintas obras, sin ningún tipo de elementos de seguridad necesarios y obligatorios para dichas tareas, es decir, la plena precarización del trabajo inducido y utilizado como negocio desde el propio Ministerio de Trabajo y que cuenta con la “indiferencia” de la justicia federal.

La intimación del gremio de la UOCRA, esta dirigida a la Empresa, “Mantenimiento SOMU“, un nuevo emprendimiento de la intervención, para realizar gastos compulsivos innecesarios y sin control. Restara aclarar si “Mantenimiento SOMU” se refiere a una forma de terceriarizacion para disponer de los fondos y bienes de los afiliados, tal cual solía hacer el “Caballo” Suarez.

Intimación de la UOCRA a fin de regularizar las precarias condiciones laborales realizadas por la sospechosa “Empresa” Mantenimiento SOMU:

Intimación de la UOCRA de Bahia Blanca para regularizar las condiciones laborales a cargo de la Empresa

Simultáneamente, esta misma metodología se realiza en otras Seccionales, personal enviado desde la sede central de Buenos Aires, sin ningún tipo de habilitación ni capacitación a realizar trabajos edilicios, por ejemplo, en la Seccional San Fernando, entre otras Seccionales del país. Lo que demuestra una decisión política sistemática de hacer uso y abuso a contrarreloj de los bienes y fondos de los afiliados al SOMU.

Con la intención de mostrar a la opinión publica la realización de obras edilicias en el SOMU, como si se tratara de “inauguración de obras publicas por parte de políticos”, los interventores, tanto Gladys González antes, como ahora Alfredo Bertonasco, Roberto Porcel, Silvio Torres y Alejandro “Serrucho” Gómez, mostraron la realización de obras como por ejemplo, en Rosario, Mar del Plata, Corrientes y Rawson, aunque en realidad las obras ya estaban autorizadas y en proceso de construcción.

Otra sospechosa incursion de los interventores es la realización de obras y modificaciones en la Mutual del SOMU, ubicada en Av. Entre Ríos, en C.A.B.A., curiosamente estando esa misma Mutual en plena investigación judicial.

Sin embargo, Sin contar con autorización judicial para disponer impunemente de los fondos del gremio, la intervención continuo esas obras que en materia del procedimiento judicial deberían haberse suspendido, para no interferir en las “supuestas” investigaciones del proceso y por no contar ellos, con la facultad de disponer a gusto personal de esos fondos.

Otro aberrante y grosero ejemplo es, la desaparicion de los bienes que se encontraban dentro de la estancia “16 de Agosto” del SOMU, ubicada en Peninsula de Valdez, en Chubut y posteriormente el misterioso incendio que arraso con toda la infraestructura provocando daños totales, extrañamente esos campos tambien estaban bajo investigación judicial, nunca se aclaro el siniestro, ni que paso con el seguro de esos bienes y las hectáreas de la estancia.

Ahora también, “la banda” de Alfredo Bertonasco, Roberto Porcel, Silvio Torres y Alejandro “Serrucho” Gómez, “aprendieron” de los artilugios de Suarez para triangular gastos en el gremio, a traves de “Mantenimientos SOMU” para disponer de los aportes de los afiliados.

La estampida final de la intervención busca arrasar con el patrimonio de los trabajadores marítimos. La ausencia de informes sobre el uso de los bienes de los afiliados y los gastos producidos, no hacen mas que certificar el vaciamiento del gremio.

Se deben muchas explicaciones a los trabajadores pero fundamentalmente pruebas, comprobantes y la rendición de cuentas de los gastos realizados y la utilización de los fondos del gremio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s