Prohibido olvidar: cese de bandera nacional, 25 años despues quieren repetir la historia

image

Hace casi 25 años se implementaba en el pais, el cese de la bandera nacional en nuestra Marina Mercante, aunque parezca irrisorio, el decreto de necesidad y urgencia 1772/91 creado por Carlos Menem y Domingo Cavallo, venia a “salvar” nuestros trabajos y la economia, reducir los altos costos, crear competitividad internacional, fletes mas bajos y beneficios para los trabajadores.

El cese de bandera nacional o bandera de conveniencia, seria aplicable supuestamente por solo dos años, pero finalmente seria prorrogado compulsivamente y tambien profundizado por una serie de distintos decretos hasta su derogacion con el decreto 1010/04 de Nestor Kirchner.

25 años despues, los mismos personajes nefastos que firmaron el decreto 1772/91 (como si fueran profugos) en la Republica Oriental del Uruguay y que aplaudieron acaloradamente y sin un minimo de culpa su derogacion en 2004; hoy, vuelven a recurrir a los mismos slogans empresariales y a las viejas y conocidas artimañas sindicales para una nueva entrega de la Marina Mercante; aunque hoy algunos de ellos aprendieron que para beneficiarse es mejor una Ley que un decreto, porque un DNU se prorroga o deroga con otro DNU, sin embargo una Ley votada es una norma aplicable que perdura en el marco legal y solo modificada por la voluntad del Congreso Nacional.

Ver “Omar Suarez del SOMU y la bandera de conveniencia” en YouTube

Pasaron casi 25 años de saqueo, y en el medio de ello, los siguientes gobiernos siguieron optando por la indiferencia de una de las actividades mas importantes de soberania y desarrollo de los paises, tan solo se recurrio a decir lo que muchos querian escuchar con grandes promesas para el sector, pero en cambio solo se aplicaron parches (en forma de decretos) aplicados y derogados casi improvisadamente que solo sirvieron (adrede o casualmente) para favorecer los negocios del capitalismo de amigos.

La mafia sindical maritima encarnada en la figura del “Caballo”, Enrique Omar Suarez, Secretario General del Sindicato de Obreros Maritimos Unidos (SOMU), que durante el menemismo avalo el decreto de bandera de conveniencia, la pesificacion de haberes, el vaciamiento y privatizacion de la flota nacional, los tratados de depredacion internacional pesquera, la eliminacion de Convenios Colectivos y otras tantas aberraciones, tambien se beneficio con sus negocios y su proteccion politica y judicial.

Ver “Omar Suarez del SOMU y el fraude de la pesificacion” en YouTube

Durante la “decada ganada” del kirchnerismo esa misma mafia sindical se vistio de nacional y popular y al amparo del poder construyo un Grupo Privado de empresas maritimas que se volvieron a beneficiar con la bandera de conveniencia, los wairvers, licitaciones sin buques, cobro de sobreprecios al Estado, contrataciones fantasmas, generosos aportes extorsivos y otras tantas maniobras capitalistas de las que Secretarios Generales y/o Gerentes de Empresas (en este caso, lo mismo, cumpliendo ambos roles), supieron beneficiarse en desmedro de la actividad y sus trabajadores y siempre con la “proteccion amiga” del poder politico y judicial.

A partir de las ultimas elecciones presidenciales, se inicio una nueva etapa de cambios en la politica argentina, con el naciente macrismo, y por ende, la mafia sindical maritima necesita volver a acomodar el cuerpo a las “nuevas-viejas” reglas de juego.

Si bien, la gestacion y los primeros pasos para esta nueva entrega de los derechos de los trabajadores maritimos y la ya ultrajada Marina Mercante se dieron durante los ultimos años del gobierno de Cristina Kirchner, con Cambiemos ya en el Ejecutivo, la mafia sindical se apresura en mostrarse sumisa e inclusive acompañar las maniobras y medidas propuestas por el empresariado del cual es socio en el extenso racimo de negocios.

Asi, de esta forma, vuelven las exigencias empresarias y sus complices sindicales vuelven a reincidir con sus debilidades ya conocidas de entrega de derechos, con medidas para “reducir los costos laborales para poder competir”.

Ambos sectores ya fueron lo mas explicitos y claros posibles en estos temas; el SOMU asociado a los empresarios impulsores de estos proyectos acompaña sus propuestas de una Ley de Marina Mercante que satisfaga los intereses de los armadores, ambos sectores ya se manifestaron en una misma linea, solo resta conocer las decisiones, voluntades e intereses de la politica sobre el sector maritimo.

Entre las exigencias de armadores y la convivencia sindical proponen: 1) La eliminación y/o modificacion de los Convenios Colectivos de Trabajo; 2) Eliminación del franco 1×1 y  modificación de los francos a un 0,33 o 0,50 segun la actividad; 3) Regulación de paritarias a las que consideran un “abuso desmedido”; 4) Posibilidad de embarcar personal de “otros sindicatos” no afiliados; 5) Eliminación de la “bolsa de trabajo”; 6) Modificación del sistema de contrato laboral (utilizar el sistema de trabajo temporal que se usa para los trabajadores de la construcción, UOCRA); 7) Designación de los armadores de las dotaciones de explotación para los buques (sin injerencia de los gremios); 8) Implementación de la bandera de segundo registro (es decir, legislación de normas y leyes laborales bajo  condiciones de países mas flexibles en materia laboral); 9) Fomentación de una Ley de Marina Mercante jamás debatida ni consultada a los trabajadores perjudicial para el sector, con el fin de legalizar la flexibilizacion laboral.

Esto, entre otras series de medidas, por sobre todas las cosas se busca, fundamentalmente la exencion impositiva; sin embargo, de barcos repatriados y nacionales, reserva de carga, principio de reciprocidad y creacion de trabajo genuino poco se argumenta.

Dicen que los pueblos que no conocen su historia estan condenados a repetirla, pareciera ser que mas de 24 años de saqueo, atropello, corrupcion, mentiras y traiciones, no serian suficientes para aprender de los viejos errores y desasernos de esos vendepatrias que los llevaron a cabo, por eso, aunque hoy se vuelvan a disfrazar de politicas modernizadoras y competitivas, las exigencias son las mismas y ya sabemos quienes terminan ganando y perdiendo con sus condiciones.

Muchos trabajadores aun recuerdan las consecuencias del nefasto cese de bandera nacional, casualmente hoy en dia, los mismo protagonistas vuelven a utilizar la metodologia y excusas que implementaron ya una vez.

Implementacion del “Cese de Bandera Nacional” y sus consecuencias:

Asi, en el año 1991, con la excusa de razones derivadas de sus costos de operación y la “falta de competitividad de los buques argentinos”, el Poder Ejecutivo, otorgo a empresarios navieros argentinos, el beneficio del “cese de bandera provisorio”, con el “compromiso” de los armadores, a volver a reincorporar la unidad en la matricula nacional, dentro del lapso de (2) años, contados a partir de la fecha del otorgamiento del “cese de bandera provisorio”.

Esto por supuesto no ocurrió y se mantuvo con el silencio cómplice de sindicalistas, políticos y empresarios; desde el año 1991 al 2004  a través de diferentes decretos y modificaciones: decreto  2359/91; decreto 817/92; resolución 59/93; decreto 2094/93, decreto 1255/98; resolución 18/99, hasta el advenimiento del decreto 1010/04 (retorno a la bandera nacional).

Este decreto (1772/91) trajo como resultado, una verdadera estampida de buques argentinos (ciento veinte buques aproximadamente), que renunciaron a la bandera nacional y se acogieron a las banderas extranjeras, que eran verdaderos paraísos fiscales, con escaso o nulo control.

Todo esto ocurría, con el visto bueno de las conducciones gremiales, en especial, las groseras complicidades del SOMU que se declaraban a favor de las decisiones adoptadas por el Gobierno, solo con la excepcion de una seccional del interior del pais que se opuso a las banderas de conveniencia.

Paralelamente también, se liquidaban bienes y buques de las empresas del Estado, entre ellas: la Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA); Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF); Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), se privatizaron terminales portuarias, etc., permitiéndose además, la entrada masiva de los buques de la Unión Europea a pescar, depredando nuestras costas. 

En este contexto, se vació y liquidó, nuestra Marina Mercante Nacional, se estima que durante ese periodo, 1991 al 2004, el País llego a perder en concepto de fletes, mas de 3.500 millones de dólares por año; los mas desamparados y perjudicados, fueron los marinos argentinos, que de un día para otro, pasaron a ser extranjeros en su propio territorio, al aplicarse en los mismos “la Ley del Pabellón ” (la bandera de un buque es el territorio del mismo, por ejemplo: si tiene bandera africana, las condiciones de trabajo son las de África).

Para muchos, es totalmente desconocido que el sector marítimo fue el primero que recibió el impacto de la desregulación económica, impulsada desde el ejecutivo décadas atrás.

Para los marítimos y Portuarios los decretos 1772/91 (cese provisorio de bandera) y el decreto 817/92 fueron los instrumentos legales del comienzo del dezguase de la Marina Mercante.

Luego de la vigencia del decreto los buques antes argentinos navegaron sin ajustarse a los convenios nacionales ni a las normas de la OIT ni a las condiciones establecidas internacionalmente por la ITF, sin que ello mereciera importancia alguna.

Lo inédito fue que a partir de allí areneros, remolcadores, y pequeñas embarcaciones enarbolaran pabellones de Chipre, Panamá, Bolivia, Liberia, etc.

Viendo como los derechos otorgados por nuestro pabellón desaparecían, para así perder salarios, jubilaciones, y posteriormente empleos en forma masiva.

Muchos reclamos fueron hechos por los trabajadores, las respuestas fueron que no se sometían a las disposiciones de las leyes 14.250, 23.546 y decretos reglamentarios Números 199/88 y 200/88 habida cuestión que el personal embarcado no trabajaba mas bajo pabellón nacional, haciéndose mención al Art. 610 de la Ley de la Navegación.

Los reclamos laborales llovían por el accionar fraudulento, pues esta normativa dio la apertura a una violación sistemática de la legislación Argentina. También se pudieron comenzar a observar actitudes de defraudación y fraude, traduciéndose en la elusión de las normas laborales nacionales, a través del presunto acatamiento de la legislación.

Las empresas tomaban una conducta sistemática, daban de baja la matricula nacional al buque colocando pabellón extranjero, o directamente realizaban un contrato de buques con terceros de bandera extranjera, con lo que se genero la extraña radicación de empresas extranjeras en el país, que se regían con las normas societarias del país, pero que aplican una legislación laboral diferente.

También se creaban situaciones anormales dentro de las empresas donde los empleados de tierra se regían por las leyes nacionales y los trabajadores embarcados por las del país que enarbolara el mástil del buque al cual prestaran servicio. Esto colocaba a los trabajadores marítimos en un plano de desigualdad regidos por leyes laborales extranjeras, en el mismo buque que antes enarbolaba el pabellón patrio. Siendo así violado el principio de no discriminacion.

Como podía ser que se aplicaran normativas legales diferentes en las mismas empresas?

La perdida de la seguridad jurídica de los trabajadores marítimos sobre su contratación dio lugar al desempleo por contratacion de mano de obra mas barata.

El mal de miles fue la alegría de muy pocos, que se hicieron millonarios con el hambre y desempleo de sus compatriotas, a los que le aplicaron todas las medidas desregulatorias en defensa de sus empresas e intereses y conveniencias personales.

Esos mismos beneficiados de ayer,  empresarios y sindicalistas, hoy nuevamente intentan repetir la historia. Solo dependera de los trabajadores defender nuestros derechos… porque quienes no conocen su historia estan condenados a repetirla.

Una respuesta a “Prohibido olvidar: cese de bandera nacional, 25 años despues quieren repetir la historia

  1. Los pro macristas o Como se llama no hay que permitirles bajo ningun punto de vista a ningun vende patria o probolsillos que se llenan Su quinta con Su economia neoliberal que mata la dignidad del hombre de mar y el oficio profecion nuestra.asi que el señor macri y su equipo de gente de elite nacidos en cuna de oro a ver si se ponen las pilas si no vas a caer como un pajarito bosterito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s