Caballo regalado: traidor, aplaudidor y vencido necesita proteccion

image

El otrora "favorito de Cristina" ahora intenta saltar al nuevo gobierno

De los nexos con la dictadura militar y grupos paramilitares al radicalismo alfonsinista, del liberalismo privatizador del menemismo a los negocios del kirchnerismo. Oficialista por eleccion y necesidad, ahora Omar “el Caballo” Suarez pretende acercarse al naciente macrismo.

Resistiendo con Aguante

Las ideologias y convicciones para el polemico Secretario General del Sindicato de Obreros Maritimos Unidos (SOMU) mutan constantemente con demasiada facilidad. Atras pareciera intentar dejar Suarez, los años de apego a la “decada ganada” del kirchnerismo, adulado por la propia Cristina Kirchner en aquel famoso y recordado viaje a Angola, donde lo catalogo como su “sindicalista favorito”.

Beneficiado por los años K, con innumerables negocios: Maruba, Enarsa, bloqueos, extorsiones, sobreprecios, holding de empresas propias y asociadas, licitaciones y contrataciones escandalosas, bandera de conveniencia, waivers, donaciones, monopolios economicos, etc.

Luego de la ruptura del sindicalismo con el gobierno de Cristina Kirchner, Suarez decidio traicionar a la CGT conducida por Hugo Moyano, para pasarse al calor del poder, refugiandose en la CGT Balcarse, dentro de la categoria de “dirigentes aplaudidores compulsivos”, en ese rol pudo ingeniarselas para aparecer en varias fotos, mostrandose bajo el ala protectora kirchnerista.

Luego de apostar y perder politicamente, apoyando (entiendase: invirtiendo dinero del gremio), en  efimeras y derrotadas candidaturas oficialistas, como ser: Sergio Urribarri, Julian Dominguez, Diego Bossio, Anibal Fernandez, Daniel Scioli.

Haciendo honor a la frase que repiten en tono de chiste algunos dirigentes sindicales: “Nosotros somos oficialistas, que los oficialismos cambien no es nuestra culpa”. Ahora Suarez, se siente “seducido” por el poder que obstenta “Cambiemos”.

Mientras la desocupacion, el impuesto al trabajo, la falta de inversion en el sector, la inflacion, el abandono, la corrupcion y otras alimañas de origen politico y economico atacaban al bolsillo de los trabajadores maritimos, Suarez opto por rendir satisfactoriamente en los “aplausometros” de los actos proselitistas del oficialismo, proteger sus negocios y el de sus “nuevos amigos” en el poder. Los reclamos y necesidades de los trabajadores poco importaban.

Como ya adelantamos en esta pagina, la semana pasada desde Rio de Janeiro en Brasil, durante una reunion de la coordinacion de la Federacion Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), Suarez intento dar señales y ofrecer su acercamiento a la CGT conducida por Hugo Moyano, lo que no fue bien recibido por referentes de la CGT Azopardo alli presentes, que le recordaron su condicion de traidor a la central de trabajadores. Sin embargo, Suarez insistira por estos dias con un acercamiento a la CGT mediante algun intermediario aun dispuesto a “salvarlo”.

Esa actitud de intentar “pegar el salto” tambien fue mal vista por sus pocos socios nucleados en el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), donde convergen Omar Viviani, Marcos Castro, Sergio Sasia y Antonio Calo, entre otros, aparentemente dispuestos a resistir a la unificacion de los trabajadores, la cual despues de la inedita fracmentacion en cinco centrales sindicales impulsada desde el gobierno de Cristina Kirchner para debilitar asi los reclamos y defensa de derechos de los trabajadores, de a poco, distintos gremios comienzan a reunificar fuerzas a traves de la CGT Azopardo.

Lo cierto es que pasado el kirchnerismo, muchos de los dirigentes beneficiados con los negocios de la decada ganada, han quedado huerfanos de la proteccion politica y judicial de la que tanto precisan desesperadamente. Con numerosas causas judiciales e investigaciones de corrupcion, el panorama se torna desesperante.

Mientras tanto, la conflictividad en el SOMU no cesa, con una oposicion cada vez mas fuerte, el estado de  ingobernabilidad del “Caballo” y sus dirigentes afines parece no tener solucion.

Con las elecciones en el gremio declaradas ilegales por el Ministerio de Trabajo de la Nacion y los procesos judiciales en marcha, imposibilitado de participar y continuar en su cargo, Suarez y varios de sus obsecuentes. Los plazos de definiciones se acortan y todo pareciera conducir a una inevitable intervencion que pondria fin a la descarada corrupcion instalada en el gremio maritimo.

El pasado 16 de diciembre desde el periodico “El Cronista” en la Seccion “Transporte y Carga”, Suarez mando un mensaje por elevacion, con una nota mas cercana a un comunicado redactado por un “negociador” asemejandose mas a una suplica que a un discurso, donde profesa la necesidad de acompañar todas las medidas del nuevo gobierno y se repiten constantemente palabras como “consenso y dialogo”, palabras desconocidas en el SOMU desde 1989, cuando Suarez tomo el gremio a punta de pistola con grupos carapintadas y paramilitares.

El texto completo a continuacion:

Diario El Cronista, 16/12/2015

Los trabajadores piden una mesa de consenso

La nueva asunción constituye un acto cívico, debemos tomarlo como es, una fiesta para todos los argentinos. Esperamos lo mejor para todos, respetar lo bueno que se ha hecho y corregir lo necesario para poder ser el país que todos nos merecemos, sobre todo para nuestras generaciones futuras que están esperando una muestra de madurez de todos los actores sociales y políticos”. Con esta frase, Omar Suárez, secretario general del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) expresó sus sensaciones frente a esta nueva etapa institucional.
A juicio de Suárez, “estamos en un país en plena evolución y desarrollo. Debemos apoyar todas las medidas mostrando la responsabilidad que tenemos como actores sociales, para lograr el bienestar de todo el pueblo argentino.

En el inmediato plazo, el titular del SOMU propuso “formar una mesa de diálogo con todos y cada uno de los sectores involucrados. Dotar a la misma de la ejecutividad necesaria y pensar de una vez por todas en una Argentina a 25 años, no como se ha hecho con medidas cortoplacistas que lo único que generan es resquemor y falta de credibilidad”.

El consenso y el dialogo para el SOMU deben transformarse en “la única forma de crecer, para los empresarios, sindicatos y gobierno nacional, Debe ser la fórmula ideal para poder plantear la problemática y buscar las soluciones en forma tripartita”.

A la hora de sugerir medidas tendientes a mejorar la competitividad, Omar Suárez ratificó la importancia de contar con una mesa de diálogo “que analice y ponga especial énfasis en los temas que nos pegan de lleno a los gremios y empresarios fluviales y marítimos. Fomentar el transporte por agua, dictar una ley de reserva de carga, una ley de marina mercante, facilitar la nacionalización de buques, los costos de combustible y otros, son los pilares fundamentales con los cuales se dotaría a los armadores para que se comience una nueva historia en nuestro sector. Que no se me interprete mal, la industria naval también debe ser considerada, en la medida que responda a las necesidades que tenemos. El transporte por agua es lejos el más económico, no en detrimento del tren o camión, por el contrario complementados en la cadena de logística. Esto es lo más aconsejable y lo que corresponde”.

Grandes desafíos.
El secretario general del SOMU anticipó que “nos esperan grandes desafíos, debemos saber que tenemos que ser funcionales y dejar de lado los egoísmos para poder desarrollar un proyecto integral de logística, tanto en el marco nacional, internacional y provincial. Las economías regionales son fundamentales para el crecimiento de la Argentina y debemos acompañar, pero sin perder de vista que el capital humano es el más importante dentro de cualquier estructura empresarial, y debe convivir y desarrollarse en forma mancomunada con el capital, porque sin el capital no hay empresas y sin empresas no hay trabajadores”.

Para Roberto Coria, secretario general del Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles, es un gran avance la creación de un ministerio de Transportes. “Desde hace tiempo veníamos insistiendo con esta propuesta. Por su importancia en la economía, el transporte debía ser jerarquizado con nivel ministerial. No pasará desapercibida un área del gobierno en la que confluyen los modos marítimo, aéreo, carretero y ferroviario.

Asimismo, y por la extensión del territorio argentino, el área de puertos necesita una precisa especialización dentro del ministerio”, señaló el gremialista.

Coria también destacó la importancia de contar con una sólida cadena logística en la que participen junto a los trabajadores las cámaras que representan a los distintos rubros de la actividad portuaria. “Con el esfuerzo de todos los sectores comprometidos, se podrá bajar el costo logístico y destrabar las regulaciones de todo tipo, sobre todo aduaneras, que hoy encarecen la cadena logística. Como guincheros, estamos al pie del muelle y somos observadores y testigos directos de esta serie de condicionantes para el comercio exterior, que en definitiva nos hacen perder mercado. Y esta palabra, que pareciera tan liberal, es la que determina la existencia de nuestras fuentes de trabajo”.

Link de El Cronista:
http://www.cronista.com/transportycargo/Los-trabajadores-pidenuna-mesa-de-consenso-20151216-0006.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s