ENARSA: la otra causa Federal que amenaza llevar al “Caballo” Suarez a la carcel

image

Suarez, ENARSA y otra causa federal que avanza

Enrique Omar “el Caballo” Suarez, ya procesado por entorpecimiento a la navegacion y extorsiones, en primera instancia el 5 de diciembre por el Juez Rodolfo Canicoba Corral, haciendo firme el procesamiento la Camara Federal primera por unanimidad de los tres camaristas, el pasado 26 de junio de este año. A la espera del juicio oral y publico y abriendose la causa para la investigacion de otros casi medio centenar de delitos extorsivos.

Para colmo, la malas noticias para Suarez no paran, el Ministerio de Trabajo de la Nacion, el cual Suarez, habia dicho “tener comprado”, dio marcha atras en el pedido de adelantamiento de elecciones fraudulentas propuesto por “el Caballo”. Por presion de los afiliados del SOMU que denunciaron el accionar de Suarez mediante masivas cartas documento.

Acorralado por la Justicia Federal e innumerables denuncias de toda indole, una oposicion interna que crece en todo el pais, un SOMU ingobernable y, un Ministerio de Trabajo que pareciera dejarlo solo, otra causa federal tambien avanza y aumenta el temor de Suarez y sus “dirigentes” socios dentro del SOMU, que ven cada vez mas latente y firme la posibilidad de un final tras las rejas.

El pasado 19 de julio de 2015, el juez federal Claudio Bonadio allanó el ministerio de Planificación Federal, la empresa estatal Enarsa e YPF en una causa en que se investiga el pago de comisiones millonarias por la importación de gas natural licuado. El magistrado, secuestró los expedientes vinculados con esas compras, entre otros documentos y soportes informáticos.

Desde el año 2012 se importó GNL por más de 4 mil millones de dólares por año. Cada barco cuesta unos 80 millones de dólares. Son buques gigantes que transportan gas a 180 grados bajo cero.

El juez investiga cuáles compran se hicieron por adquisiciones directas o concursos privados de precios cuando todas deberían haber hecho a través de licitaciones públicas internacionales. El juez también quiere saber si las empresas propietarias de los buques pagaron “dádivas” a sindicatos argentinos que debían ayudar a entrar a los barcos a los puertos de Bahía Blanca o de Zárate. Se habla de 200 mil dólares por barco.

Por sospechas de irregularidades y sobreprecios pagados por la estatal Enarsa, en 2012, la SIGEN decidió abrir una investigación por los sobrecostos que habría abonado Enarsa en las importaciones de GNL (gas natural licuado).

El expediente iniciado en la SIGEN involucra al Ministerio de Planificación de Julio De Vido, al directorio de Enarsa que encabeza Exequiel Espinoza y al sindicalista-empresario que lidera el gremio del SOMU, Enrique Omar Suárez.

Los síndicos tienen la mira puesta en los gastos de supuestas tripulaciones marítimas que la energética estatal convalidó en forma indebida al sindicato de Suárez, el SOMU sin ninguna norma legal que lo habilite le trasladó a Enarsa el pago de las “excepciones reglamentarias” que, como gremio, debe entregar sin cargo a los buques gaseros cuando no hay tripulación local para operar esas naves.

Según las normas vigentes, los barcos extranjeros que vienen a prestar servicios de cabotaje por períodos que superan los 30 días tienen que tramitar el denominado “waiver (dispensa) de bandera”.

Este permiso de excepción debe ser otorgado sin costo alguno tanto por los armadores nacionales cuando no tengan buques propios que puedan hacer las tareas en juego, como por los gremios del sector cuando no puedan cubrir con personal local los cargos y puestos que demandan los barcos extranjeros.

Hasta los primeros meses de este año, la mayor parte de los “waivers ” otorgados por el SOMU a los barcos regasificadores y alijadores (barcos de transporte) de las terminales portuarias de Bahía Blanca y Escobar fueron a cambio de pagos irregulares que terminó afrontando Enarsa por ser la responsable de cubrir todos los costos de las importaciones de GNL.

En los buques regasificadores de la terminal bahiense, la “excepción reglamentaria” concedida por el sindicato fue a cambio de una “contribución” económica mensual (equivalente al total de la dotación que le correspondía a los barcos) que terminó en manos de Omar “el Caballo” Suarez.

En el caso del barco Artic Spirit –que operó en el segundo semestre de 2011 como alijador en Escobar–, el convenio firmado entre Enarsa y el SOMU determinó que por el “waiver gremial”, la empresa debía pagarle bimestralmente a la Fundación Azul que controla Suárez el “equivalente a los salarios y las cargas sociales” por la supuesta dotación local que tendría que haber ido a ese buque.

Aparte de no estar contemplados legalmente, los pagos concretados por ese acuerdo acumularon otra irregularidad. Uno de los desembolsos de casi $ 1.750.000, que estaba previsto para la Fundación Azul del SOMU, fue pagado por Enarsa a “San Jorge Marítima”, una sociedad privada que tiene entre sus dueños a Enrique Omar Suarez “el caballo”.

image

Las pruebas que relacionan el desvio de dinero de la empresa estatal ENARSA a la empresa "San Jorge Maritima S.A." de Suarez

Precisamente esta maniobra es la que disparó la intervención de la SIGEN. En el requerimiento de información remitido a Enarsa, la SIGEN solicita en forma especifica que las autoridades de la empresa expliquen “porque los fondos fueron recibidos por San Jorge Marítima SA cuando en virtud del acta acuerdo quien debía recibir los fondos es la Fundacion Azul”.

La cuestion es asi. Suarez le otorga a las empresas EXTRANJERAS transportadoras de gas una “excepcion reglamentaria” del gremio que dirige, el SOMU, mediante la cual las companias NO TIENEN OBLIGACION de contratar tripulaciones argentinas cuando operan en puertos de nuestro pais. 

En cambio, a pesar de poseer el SOMU una escuela de capacitacion “Omar Rupp” y del ingreso ilegal de “fondos destinados” para la capacitacion de marineros, luego desviados a la Fundacion Azul y/o San Jorge Maritima S.A. (empresa privada del Grupo Suarez). El “Caballo” no ha hecho nada para resolver la presunta carencia de personal especializado, excepto forrarse los bolsillos, usando esa excusa.

Los certificados, o “waivers” que emite el SOMU a las empresas, segun la ley, son gratuitos, pero Suarez les cobraba lo que legalmente podria considerarse como una “coima” que consiste en el pago de los haberes y aportes como si se contratara a trabajadores argentinos para las tareas. Pero estos fondos, lejos de ir a los trabajadores, fueron a parar a la Fundacion Azul que controla Suarez, Empresas privadas propias y a los “fondos de contribuciones voluntarias” del SOMU de los que dispone libremente Suarez.

En algunos casos, las empresas luego le cobran a la empresa estatal ENARSA esos costos, como “gastos de asesoramiento tecnico” que el gobierno paga sin chistar.  Solo en un caso, la Maritima San Jorge (empresa privada de Suarez) cobro de ENARSA $1.750.000 por este concepto. Se estan comprobando operaciones de este tipo que ascienden a millones de dolares. Se ha encendido otra luz roja de como la burocracia sindical entrega a los trabajadores y sus puestos de trabajo a la voracidad extranjera y como desde el Estado se ha convalidado esta practica.

En su reciente libro, “La Argentina Saudita” el periodista Alejandro Bianchi, describe el trasfondo de los negociados y sociedades a traves de licitaciones y contratos referentes a la Empresa ENARSA e YPF y Omar “Caballo” Suarez en la importacion de GNL y el rol del Estado.

image

"La Argentina Saudita" de Alejandro Bianchi describe los negociados del "Caballo" Suarez

“En 2010 el SOMU junto con el Centro de Capitanes de Ultramar se quedaron con el 30% de la casi quebrada empresa Maruba gracias a un crédito de 40 millones de dólares del Banco Nación. El canje de acciones por la gestión del crédito estatal nunca quedó del todo claro pero lo cierto es que los sindicatos del sector pasaron a ser también accionistas de una compañía naviera.”

“Maruba fue una de las empresas contratadas por Enarsa para el traslado de los barcos con combustible liquido para las usinas eléctricas del interior. Pero también aparece vinculada con el narcotráfico. Según la investigacion del periodista Gustavo Sierra, que publicó en su libro Sinaloa-Medellin-Rosario, en 2006 llegaron al puerto mexicano de Manzanilla 35.000 kilos de efedrina embarcados en un buque de Maruba. En junio de 2011, en ese mismo puerto dominado por los narcos de Sinaloa, en el barco Simmons, también de Maruba, se decomisaron 60 toneladas de precursores químicos contrabandeados desde Buenos Aires. Un año después, las autoridades españolas encontraron en el Maruba Europa, atracado en el puerto de Valencia, un cargamento de cocaína que había sido embarcado en Rosario.”

“Es evidente que el rol de sindicalista-empresario le sentó muy bien a Suárez. Después de la experiencia muy rentable en Maruba, se asoció con Ricardo Cazou en la empresa Abadía del Mar S.A. y con esa firma entraron en el negocio de remolque de los barcos que llevan el preciado gas al puerto de Escobar, que mueve unos 30 millones de dólares al año.”

“En total hay al menos nueve empresas relacionadas directamente con Suárez o en las que figuran personajes ligados con el gremio o su familia, según una investigación del programa Periodismo Para Todos. Además están Elite Viajes, que preside la hija del presidente de la obra social del SOMU y cuyo director suplente es el propio Suárez; San Jorge Marítima, que preside el tesorero del gremio, Juan Manuel Medina, y donde Suárez es vicepresidente y su hijastra es tesorera; Naves Marinas Argentinas, presidida por Medina y cuyo director suplente es Jorge Suárez, sobrino del titular del SOMU. Otra de las empresas es Pescamarine, que encabeza Alfredo Barrientos, el secretario privado de Suárez y cuyo director suplente es, otra vez, Jorge Suárez. En Aerospace Cargo la directora suplente es la esposa de Suárez, Andrea Bellezza; en Malonot, una empresa de limpieza que le presta servicios al SOMU, la hijastra de Omar Suárez es la directora; en Consultora Integral en Salud, que preside Jorge Manuel Villahoz, gerente de la obra social del SOMU, Barrientos se desempeña como director suplente. Casi todas fueron creadas con sede en la misma dirección, avenida Belgrano 1667, en la vieja sede del SOMU”.

Fuentes: Clarin, SIGEN, Izquierda punto info, Alejandro Bianchi (La Argentina Saudita).

Una respuesta a “ENARSA: la otra causa Federal que amenaza llevar al “Caballo” Suarez a la carcel

  1. Pingback: Marina Mercante: la politica del abandono (indiferencia o conveniencia?) | Juventud Maritima SOMU·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s